Almacenamiento de granos: importancia de conservar la calidad para el consumo

 En almacenamiento de grano, bunkers de grano, silo de maíz precio

Mantener la calidad de los productos post cosecha es fundamental para no perder el rendimiento obtenido en el cultivo. Almacenar los granos de forma segura, es decir, protegidos de factores externos que puedan comprometer y dañar su integridad, es sinónimo de preservar las inversiones realizadas durante toda la cosecha. Algunos productores optan por quedarse con parte de la producción para comercializar en el futuro. El silo de maíz precio es fundamental para conservar los diferentes granos.

En la actualidad, los productores pueden contar con diferentes sistemas, sitios y tipos de almacenamiento para que los granos se conserven en óptimas condiciones como silos metálicos, silo de hormigón, bunkers de grano, almacén, naves industriales, entre otros. Para cada tipo de estructura, el productor debe evaluar el costo-beneficio, el tiempo que pretende mantener almacenada su producción, el volumen, ventajas y riesgos que tiene al almacenar los productos en la estructura.

Limpieza y secado

Antes de ir al almacenamiento, se recomienda que los granos recolectados estén limpios, libres de impurezas, restos y enfermedades, como los granos de maíz quemados, es decir, el material que ha sufrido algún proceso de deterioro antes de ser cosechado. Los principales patógenos que causan granos quemados son los hongos Diplodia macrospora y Fusarium moniliforme. Existe una tolerancia máxima para la presencia de estos granos de hasta el 6% en lotes comerciales.

Otra precaución que debe preceder al almacenamiento es el secado de los granos, si la cosecha se realizó en un porcentaje de humedad mayor en el campo, es necesario disminuirlo. Lo ideal es que el maíz tenga una humedad de alrededor del 12%; y la soja del 11%, para largos períodos de almacenamiento. Este cuidado previo al almacenamiento ayuda a prevenir el desarrollo de enfermedades y pérdidas en la calidad del producto durante el almacenamiento, lo que impacta su precio de venta y el volumen cosechado.

Termometría

La temperatura es sin duda, uno de los principales factores que interfieren en la calidad de los granos, por ello, la medición constante por termometría permite el control de la masa y la preservación de la producción. Si indica alguna irregularidad, es decir, por debajo de 14 °C o por encima de 18 °C, el área o el responsable de almacenamiento en el interior de los silos, podrá identificar los problemas de conservación del producto y tomar las medidas necesarias para su corrección, conservando la integridad del grano.

La mayor temperatura dentro de un silo puede provocar el deterioro de los materiales orgánicos, en particular, por lo que es importante que exista un sistema de aireación para enfriarlo. Pueden aparecer problemas como hongos e insectos, si el entorno es propicio para su desarrollo. La carcoma y las polillas son plagas de gran importancia económica en el almacenamiento de maíz, es decir, pueden causar grandes daños a los almacenes.

En el primer grupo, las especies que causan más problemas son Rhyzopertha dominica, Sitophilus oryzae, S. zeamais y Tribolium castaneum y, en el segundo, Sitotroga cerealella. El control de plagas en grano almacenado, especialmente a largo plazo, es necesario para proteger la sanidad vegetal de la producción. Cuando se tiene un control adecuado se previenen los hongos que llevan a que los alimentos se pudran y las pérdidas sean considerables.

Otro punto para destacar es la humedad del lugar, que, por encima de lo recomendado, con los puntos elevados en relación con la temperatura, contribuye a brindar un ambiente ideal para la proliferación de insectos y hongos. En el caso del maíz, por ejemplo, la humedad debe mantenerse en torno al 13% y la soja del 12%. El silo de maíz precio debe mantener la humedad adecuada y en la actualidad, es posible monitorear de manera automatizada o manual.

En general, el productor debe evaluar la limpieza, ventilación y lectura constante de la termometría, además de los servicios de desinfección, en caso de la aparición de patógenos que puedan ocasionar pérdidas en el volumen almacenado. Para que todo el proceso sea totalmente exitoso, se requiere las estructuras idóneas y las buenas prácticas para la conservación adecuada de los granos.

La termometría automatizada funciona a partir de la lectura de los datos realizada por sensores colocados estratégicamente dentro de los silos. El sistema permite controlar la temperatura en varios puntos. Mediante la eventual detección de fuentes de calor, serán indicadores de la posible aparición de plagas y degradación del grano. En la termometría tradicional, la lectura se realiza a través de un enchufe que se inserta en una caja de conmutación, un conjunto de operaciones que interconecta circuitos y lee la temperatura en todo el conjunto.

Mantenimiento constante

Las aves, los roedores y los insectos viven cerca de sus fuentes de alimento. Un lugar de almacenamiento de granos puede ser una fuente inagotable de alimentos, por lo que es importante verificar las condiciones locales para evitar pérdidas por este tipo de problemas. La limpieza y el mantenimiento constante del depósito son fundamentales para que la producción no se vea afectada por estos agentes.

Hoy en día, los productores tienen una gran variedad de alternativas para el almacenamiento idóneo. Es posible conseguir una variedad de estructuras que se emplean de acuerdo con las necesidades de cada productor. Si no saben dónde conseguir el silo ideal, pueden consultar con MEPROSA porque nosotros ofrecemos silos tipo plano y tolva para distintos procesos en la industria.

La etapa de almacenamiento de grano es crucial para asegurar los esfuerzos invertidos durante el proceso de cultivo. La elección del tipo de almacenamiento debe ajustarse a la realidad de cada finca y las opciones deben tomarse en cuenta de acuerdo con las particularidades de cada negocio. Nada como la experiencia de los productores para indicar el mejor destino para sus granos.

Igualmente, es muy relevante contar con una empresa experta en el campo para la construcción de silos, naves industriales y demás, para que los productos se conserven idóneamente con la temperatura, humedad y otros aspectos importantes para que cuenten con la calidad pertinente para el consumo. Teniendo en cuenta esto, en las últimas décadas han surgido compañías especializadas en la realización de los proyectos de almacenaje para las diversas industrias.

Meprosa hace parte de esas empresas que hace más de 30 años inició sus operaciones dedicadas a la construcción de silo de maíz precio, sistemas agroindustriales y pecuarios. Contamos con una gran experiencia a nivel nacional e internacional porque hemos desarrollado proyectos a lo largo de México, Estados Unidos, Nicaragua, Chile, Colombia, Argentina, entre otros. Si desean que nos encarguemos de sus proyectos, nos pueden llamar al (668) 816 0150 o escribirnos a ventas@meprosa.mx.

Publicaciones recientes