Sistemas de producción pecuaria: indispensables para la cría del ganado

 En almacenamiento de grano, construcción de sistemas pecuarios, sistemas de producción pecuaria

Los sistemas de producción pecuaria son de vital importancia en la industria agrícola. México es uno de los países en la región que mayor producción pecuaria tiene porque se estima que el año pasado produjo una de las cifras más altas en proteína animal con 22.6 millones de toneladas y 462,000 millones de pesos. Esto representa un crecimiento anual del 2.7% y son datos que reflejan la importancia de involucrar procesos óptimos en el cuidado del ganado y animales.

Producir carne de calidad en grandes cantidades se ha convertido en uno de los desafíos principales de los productores. En la actualidad, se han logrado grandes avances debido a la mejora de técnicas manejo y nutrición del ganado. Estas técnicas han sido eficientes porque han permitido convertir los nutrientes y minerales recibidos a través de la dieta. Esto ha impulsado a que el ganado prospere y se ofrezca proteína animal de calidad.

El término ganado vacuno hace referencia a la cría de ovinos, bovinos y caprinos capaces de producir carne. La cría del ganado es una actividad extendida y consolidada a nivel mundial. Se caracteriza por la crianza del ganado con el objetivo de producir carne y derivados de la más alta calidad para el consumo humano. Hay varias características que han hecho de esta actividad importante, necesaria y responsable de mejorar las tasas económicas de varios países como México.

El sistema de cría de ganado es clave para la productividad

De acuerdo con la FAO, los sistemas pecuarios se entienden como todos los aspectos involucrados del suministro y uso de los productos de la ganadería. En esos procedimientos se incluyen la distribución, cantidad del ganado, tipo de ganado, los diferentes sistemas de producción pecuaria en los que se crían los animales, las estimaciones pasadas, actuales y futuras del consumo y su producción; las personas involucradas en los procesos, beneficios, entre otros. Básicamente existen tres sistemas de producción donde se puede destinar ganado para su cría:

Sistema extenso

El sistema extensivo se caracteriza por la cría de animales en grandes extensiones de pastos con pocos insumos, equipos y mano de obra. Muchos países se destacan en este sentido, ya que, alrededor del 75% de su rebaño bovino se produce en este sistema. La principal ventaja de esto es el bajo costo de producción. El gran problema es la estacionalidad que imponen las adversas condiciones climáticas del país.

Es decir, durante la temporada de agua hay abundancia de alimento en el campo, mientras que durante la sequía el pasto se vuelve de baja calidad nutricional y escaso, lo que lleva a los animales a adelgazar y esto aumenta el tiempo de sacrificio y la rentabilidad de la actividad. Además, el aumento de los costos de la tierra también obstaculiza la continuidad de una actividad extensa. Por ende, el rendimiento del capital total invertido empeora con el aumento del valor de tierra y la baja productividad de inversión.

Sistema semiintensivo

Este sistema se puede aplicar para diferentes situaciones. El más común y usado es la terminación de los animales. Así, el ganado criado en el campo recibe un refuerzo de alimento en el comedero. La suplementación puede ser energética (maíz molido o pulpa de cítricos, por ejemplo) o voluminosa (principalmente ensilado de maíz). Esto acelerará el aumento de peso y mejorará la rentabilidad del productor o ganadero.

Otra situación en la que se usa mucho el semiconfinamiento es cuando hay escasez de forraje o tiene un bajo valor nutricional, lo que ocurre en períodos de sequía. Las dietas utilizadas deben formularse siguiendo los mismos principios que se utilizan para el ganado confinado. Por lo tanto, es de vital importancia la construcción de sistemas pecuarios aptos para las necesidades que cada productor y agricultor tiene.

Sistema intensivo

Este sistema de cría se considera el más moderno y aporta los mejores resultados desde el punto de vista de la eficiencia productiva. Este sistema se utiliza principalmente para animales de engorde y da como resultado canales bien acabados, con buena deposición de grasa subcutánea e intramuscular. Una desventaja de este sistema es el alto costo de implementación y costos de producción, ya que el sistema se guía por la compra de insumos como maíz y harina de soja y el reemplazo de animales.

A pesar de esto, los altos niveles de productividad y la oportunidad de sacrificar animales durante todo el año hicieron que este sistema fuera un éxito y ayudaron a incrementar la producción de carne roja. Los resultados de este sistema son óptimos porque se consigue tener un ganado mejor alimentado para que la carne y sus derivados tengan todas las características para una gran calidad en el consumo diario.

Almacenamiento de alimento para el ganado en silos

Los silos vienen en una variedad de formas y tamaños para cumplir con los requisitos de la granja y se necesita una planificación cuidadosa para optimizar la inversión en instalaciones de almacenamiento de grano en la granja. Según la opción seleccionada, los sistemas de almacenamiento de granos en la finca pueden proporcionar una instalación de almacenamiento a corto o largo plazo. Dependiendo del objetivo del almacenamiento en la finca, ya sea el acceso a mercados mejorados o simplemente para maximizar la eficiencia de la cosecha, hay varias opciones disponibles.

La cosecha es el momento ideal para planificar los requisitos futuros del sistema de almacenamiento de granos, ya que puede ayudar a identificar problemas y oportunidades para futuras operaciones de cosecha que, de otro modo, podrían olvidarse una vez que comience el ciclo de cultivo del próximo año. Los costos y la flexibilidad de almacenamiento pueden variar entre las opciones de almacenamiento de granos, al igual que la longevidad de la inversión.

Los silos vienen en una variedad de configuraciones, incluida la base plana o cónica, y ambos están disponibles como sellables a prueba de gas o no sellados, aireados y no aireados. El saldo de las instalaciones de almacenamiento de granos en la finca se puede dividir entre bolsas de almacenamiento de granos, búnkeres o cobertizos. Las opciones son variadas y si se trata del almacenamiento del grano para el ganado, en MEPROSA encontrarán las alternativas ideales para cada uno.

En MEPROSA contamos con más de 30 años de trayectoria con una ventaja competitiva y un factor diferenciador en cuanto al servicio que brindamos a lo largo del proyecto y una vez lo hemos finalizado. Cada uno de nuestros departamentos cuenta con el capital humano capacitado y las herramientas pertinentes para brindarles a nuestros clientes confianza, seguridad y compromiso de principio a fin. Le invitamos a que nos llamen para más información al (668) 816 0150 o diligencien el formulario que se encuentra en el sitio web.

Publicaciones recientes