Aprenda a producir arroz con un silo

 En Silo, almacenamiento de grano, silo para granos, Silo para granos.

Más de la mitad de la población mundial basan su alimentación en el arroz, se trata de un cereal sumamente útil y que posee una prioridad en todos los procesos agrícolas; este cereal es uno de los más cosechados en México pero también uno de los más complejos para producir; estos retos se resumen en la fase de post cosecha, en donde los agricultores deberán ingeniarse la para no perder el alimento en manos de plagas o ciertas condiciones ambientales que disminuyan su nivel de seguridad alimentaria.

Para eso, se implementan una serie de herramientas entre las que podemos destacar al silo como uno de los elementos fundamentales para obtener un grano limpio, seco, sano y sin ningún tipo de daño superficial o interno que pueda afectar su venta en el mercado o perjudicar la salud del consumidor final. Esta bodega está equipada con las condiciones especiales para prevenir todo tipo de afectaciones al arroz, entre las que podemos destacar las siguientes:

Factores para tener en cuenta para el almacenamiento de arroz

Humedad

Cuando se cosecha el grano, en su interior existe un porcentaje de humedad relativo al 25%, este porcentaje de humedad le da la capacidad de ser recolectado y consumido en el futuro próximo, pero como sabemos que los procesos de mercado son más complejos y pueden pasar meses hasta que se cocinen esos granos, es importante controlar su nivel de humedad para que los granos no se echen a perder.

Lo ideal es mantener su nivel de temperatura tal cual al que tenía en el momento de la cosecha, es decir, no permitir que suba o baje demasiado este nivel; en porcentajes cercanos al 35% comienzan a aflorar las primeras bacterias y en un porcentaje demasiado bajo la falta de agua secará el grano antes de tiempo y comenzará a perder sus valores nutricionales. Algunos expertos recomiendan nivelar la humedad a 13% para conservar el cereal durante aproximadamente 17 meses.

Temperatura

Algunos procesos naturales como la oxidación o la presencia de hongos en el ambiente también aumentan con los cambios de temperatura; para controlar este parámetro hay que tener en cuenta dos factores fundamentales, el material específico que se va a almacenar dentro del silo para granos y el grado de temperatura ambiente que se encuentra en la región y época del año exacta; con estas medidas es posible regular el nivel del termostato aproximándose entre 25 y 35 °C, rango en el que el desarrollo de microorganismos o insectos no es tan común.

Tiempo de almacenamiento

El resto de las medidas deberán guiarse con base en el tiempo en el que tendrá que estar el arroz en los sistemas de almacenamiento de grano, entre más corto mejor porque el alimento no perderá valores nutritivos y las probabilidades de que se pierda parte de la cosecha se disminuyen considerablemente. Si se requiere guardarlo durante mucho tiempo recomendamos asegurar las condiciones ambientales adecuadas para protegerlo lo mejor posible y realizar una limpieza exhaustiva antes de depositarlo y de esta forma reducir el riesgo de pérdidas.

¿Cómo tener una buena cosecha de arroz?

Aparte de todas las técnicas empleadas en el momento de la cosecha para que se produzca un cereal adecuado al mercado, los procesos post cosecha dentro del silo son igual de importantes y determinan en su gran mayoría la calidad final del producto; en términos generales se suele dividir en las siguientes fases:

Recepción

Fase en la que, una vez recogido el cereal, es llevado al silo para comenzar su etapa de almacenaje y conservación, en esta etapa debe ser supervisado muy minuciosamente la calidad del cultivo, eliminar materias o partículas finas que alteren el estado general del grano, analizar la actividad microbiana en el alimento para evitar pérdidas inesperadas y medir su nivel inicial de temperatura y humedad.

Limpieza

Se realiza un proceso más exhaustivo para erradicar todas las partículas extrañas al cereal que puedan interferir con el proceso de almacenamiento en el silo, para ello se emplean máquinas como el separador de metales, el tamiz de tambor, la limpiadora de grano, entre otras herramientas que deben estar adaptadas exclusivamente para la producción de arroz.

Secado

Durante esta etapa se busca reducir y regular el contenido de humedad del grano con el fin de protegerlo ante plagas o problemas que reducen su calidad como el mal olor, la rotura del grano, la decoloración, entre otros.

Almacenamiento

La etapa más importante, en esta se debe guardar estratégicamente el cereal por empaques que permitan su distribución, en esta fase estarán hasta que sean finalmente distribuidos al mercado. Durante este período es importante medir constantemente la calidad del grano, para lo que se recomienda medir la temperatura del silo así como el nivel de humedad del ambiente y analizar detenidamente la presencia de un agente contaminante externo.

Como ven el proceso de almacenar arroz es complejo y no sería posible sin un silo, por ello recomendamos implementarlo en su sitio de producción agrícola de la mano de los profesionales con los que cuenta Meprosa; llámenos al +52 (668) 816 0150 o escribanos al correo ventas@meprosa.mx para conocer más información de nuestros servicios.

Publicaciones recientes