Cómo solucionar problemas comunes en la banda transportadora

 En Banda Transportadora, Elevador de cangilones, precio de la banda transportadora

El precio de la banda transportadora de calidad es una inversión importante para muchos sectores, ya que agiliza sus procesos y aumenta sus producciones. Optar por un ejemplar de fabricantes reconocidos asegura operaciones continuas y reduce las dificultades implicadas en equipos de baja calidad, sin embargo, eso no significa que no aparezcan problemas comunes. Para evitar los paros y mantener alta la calidad de sus operaciones, les diremos algunos problemas comunes y sus soluciones.

Mala alineación

Si detectan este problema, limpien la banda, cúbranla y guíenla. En caso de que los materiales se adhieran a los rodillos de retorno, instalen un sistema de raspadores de cintas y combínenlo con mangas de caucho para dichos rodillos para solucionar el problema. Pueden proteger el sistema con encapsulamiento contra polvo y cubiertas de las bandas si el transportador está expuesto a factores como vientos laterales o lluvia.

En caso de que el problema sea difícil de encontrar o de corregir, usen un sistema de alineamiento para los tipos básicos de bandas transportadoras. Se trata de una forma eficaz y rápida de regular el desplazamiento de las cintas, además, evita las compresiones y los daños en sus bordes.

Deslizamiento de la correa

Las tensiones que son excesivas o muy bajas impactan directamente en el rendimiento de las operaciones de las cintas transportadoras. Pueden presentarse chillidos notables, estiramientos excesivos y deslizamientos del transporte si se desgasta la polea de la cabeza. Tal problema provocará que no haya una tracción adecuada para agarrar la correa. Es importante solicitar la ayuda de empresas de mantenimiento de cintas transportadoras para incrementar la envoltura de la polea de transmisión, eliminar las acumulaciones o modificar los requisitos de tensión.

Bloqueos

Las cintas transportadoras se diseñan bajo altos estándares de calidad para asegurar desplazamientos eficientes de los productos en toda la línea. A ello se debe que el precio de la banda transportadora sea considerable, sin embargo, el retorno de la inversión es rápido. Ahora bien, cuando resulta comprometido el objetivo de este sistema, ocurren bloqueos y las producciones se detienen.

La formación de bloqueos y acumulaciones se presenta cuando las parcelas o materiales transportados sufren cambios direccionales rígidos, se enganchan en los bordes con filos o atraviesan por una superficie deslizante con corrosión. Al igual que otros problemas, los bloqueos derivan en largos lapsos de inactividad y pérdidas considerables de dinero, por lo que es importante la asistencia de un experto.

Rodillos agarrotados

La mayoría de las bandas transportadoras son construidas con componentes de metal, especialmente el acero, que proporcionan las excelentes características que le distinguen. El metal se utiliza también para manufacturar los rodillos, lo que permite un excelente y resistente desplazamiento de los productos, sin embargo, pueden agarrotarse debido al tiempo de uso. Si ocurre el agarrotamiento, pueden desarrollarse bordes de forma eventual, que provocan desplazamientos desiguales de la correa a lo largo de la línea del centro.

Se trata de un problema que no solo compromete la seguridad de la zona de trabajo, también daña los paquetes o productos que son transportados sobre los rodillos. Cabe agregar que la falta total de la correa derivará en amplios periodos de inactividad y grandes pérdidas en reparaciones. Las revisiones constantes y aplicación de programas periódicos pueden prevenir el problema y aplicar medidas correctivas a tiempo.

Materiales derramados

El derrame de los materiales es un problema que suelen reportar los usuarios, y puede ocurrir en cualquier momento y a lo largo del sistema de transporte. Cuando hablamos de derrames, hacemos referencia a todo material que se desliza o cae de forma accidental de la correa, además, suele ocurrir en los puntos de carga y transferencia.

Los derrames de materiales no ocurren forzosamente por fallas en la correa industrial u otros problemas mecánicos, sin embargo, sus efectos perjudiciales son notorios, debido a que los materiales pueden derivar en acumulaciones y bloqueos. Los últimos producirán un efecto dominó y causarán complicaciones posteriores cuyas reparaciones son muy costosas.

En caso de descubrir que los derrames son un hecho común en su banda transportadora, instalen un arado de correa, camas de impacto o abrazaderas de faldón. Se trata de soluciones corroboradas por los usuarios de nuestras cintas transportadoras, además, ayudarán a disminuir los tiempos dedicados a la limpieza. Reducirán también el desperdicio de materiales y las posibilidades de fallas provocadas por bloqueos en la correa.

Roturas por impacto

Comúnmente, es causado en la zona de carga de los materiales. Los últimos golpean velozmente el recubrimiento superior de la cinta receptora, que no puede absorber el impacto por completo. Se notarán huecos en la banda, perforaciones y rasgaduras. La cinta también puede desgarrarse si el golpe ha sido muy fuerte.

Mantengan a raya esos problemas con un programa preventivo

Todos los problemas enlistados pueden causar serios problemas para su sistema de transporte. Entre los más notables destacan:

  • Lapsos de inactividad imprevistos.
  • Accidentes para el personal y altos gastos médicos.
  • Fallas prematuras del sistema.
  • Costos elevados en refacciones y reparaciones.

Es posible que no sean peligros de alto nivel, sin embargo, no dejan de representar riesgos innecesarios y pérdidas notables en eficiencia y productividad. Recuerden que el precio de la banda transportadora es una inversión considerable, y es preferible aplicar programas de mantenimiento preventivo que adquirir un ejemplar nuevo. La adopción de un enfoque preventivo enfocado en cada uno de los problemas mencionados siempre será la mejor decisión.

Ya sea con ayuda de expertos o con personal capacitado, es importante que revisen su sistema de transporte con regularidad para buscar los siguientes signos que indican la presencia de problemas:

  • Sonidos extraños.
  • Materiales derramados de forma excesiva.
  • Signos visuales y otras anormalidades.

Es importante que el sistema de transporte y la zona circundante se mantengan siempre limpios. Reemplacen aquellos componentes del transportador que muestran signos de deterioro. Considerar todas estas medidas disminuirá considerablemente los tiempos de inactividad y las constantes reparaciones. Evitarán también la incertidumbre de la manera como debe repararse la banda transportadora.

Contacten a los expertos de Meprosa si desean el respaldo de una empresa con experiencia en la venta, instalación y mantenimiento de bandas transportadoras u otros equipos como el elevador de cangilones. Para más información, marquen al (668) 816 0150 o completen el formulario con sus dudas y/o preguntas.

Publicaciones recientes