Desarrollo de tolvas y silos para almacenamiento

 En Banda Transportadora, bodegas, proyecto llave en mano

En Meprosa ofrecemos soluciones de almacenamiento diseñadas a la medida de las necesidades de nuestros clientes como bodegas, almacenamientos tipo abierto o bunker, silos y tolva para emplearse en distintas etapas de los procesos de la industria. Para que nuestros visitantes cuenten con información acerca de estas opciones que ofrecemos en este blog presentamos las características, aplicaciones y recomendaciones de mantenimiento de cada una de ellas y en esta ocasión toca el turno de las tolvas, una excelente solución para productos agrícolas y, en general, a granel.

Importancia de contar con un buen sistema de almacenamiento

Los materiales que se utilizan en la industria de la construcción, si no se almacenan correctamente pueden deteriorarse. La exposición a la intemperie afecta las propiedades mecánicas, físicas y químicas principalmente de los materiales en polvo y secos, como es el cemento y la arena, por lo que se debe recurrir al uso de contenedores diseñados especialmente para aislarlos de agentes como la humedad.

Estos contenedores son conocidos como silos y se encuentran en tamaños y diseños diferentes pero lo más común es que tengan una forma cilíndrica o tipo torre y que en el fondo tengan tolvas, estructuras similares a los embudos, pero de gran tamaño para permitir el flujo de los materiales que almacenen y facilitar una descarga controlada de estos.

Silos y tolvas: una excelente opción

Los silos son estructuras fabricadas especialmente para almacenar productos a granel y aunque originalmente eran de uso exclusivo para proteger los productos de actividades agrícolas, como los granos, han sido adoptados por diferentes sectores industriales para aislar sus materiales y productos de agentes que pudieran dañarlos o contaminarlos.

Como hemos mencionado, el diseño y tamaño de los silos varía, pero los que más comúnmente se encuentran en el mercado por las ventajas que ofrece su uso son los de tipo torre que en su base cuentan con una especie de embudo para la canalización de los materiales pulverizados o granulares que se almacenen en ellos. Por todo esto son una buena alternativa al uso de bodegas en numerosos entornos, brindando mayor protección y facilitando las tareas de carga y descarga.

La forma de embudo es característica de una tolva y no necesariamente se encuentra fija en la base de un silo cilíndrico o tipo torre, sino que se puede montar sobre un chasis de un vehículo para la fácil transportación de los materiales que contiene y su dosificación. Las paredes de la tolva siempre se presentan con cierta inclinación y a simple vista llegan a asemejar la forma de un cono o pirámide invertida, por lo que su carga se hace por la parte superior y la descarga por la parte más estrecha donde se encuentran las paredes.

El control de la descarga se logra por una compuerta ubicada en la parte inferior de la tolva y en ella se pueden presentar una o más aberturas a las que se les pueden anexar alimentadores, válvulas y equipos promotores del flujo para una descarga automática, como una banda transportadora.

Tipos de silo y tolva existentes

El uso de este tipo de estructuras está bastante difundido en la agricultura, en la construcción de naves industriales vías férreas ya que permite tener un control sobre el flujo de los materiales que contenga. Cabe mencionar que la descarga de una tolva o silo se puede hacer por la fuerza de gravedad, que lleva a los materiales que contiene a desplazarse hacia abajo, o bien, mediante la asistencia de equipos especiales que fuerzan el movimiento.

Según el tipo de dosificador que integren se pueden clasificar en: tolva con dosificador volumétrico, tolva con dosificador de tornillo sin fin, tolva con dosificador de pistón, tolva con dosificador por gravedad, tolva con dosificador por balanza de cabeza múltiple, tolva con dosificador de tornillo y balanza y tolva con dosificador de canales vibratorios.

Una tolva con dosificador volumétrico cuenta en su interior con conductos que parten desde la parte inferior para distribuir los materiales en varios lugares de manera simultánea y es bastante utilizada con materiales homogéneos. La dosificación de la tolva de tornillo sin fin depende de la cantidad de giros que se le den al tornillo que presenta en su interior según la composición del material que se desea dosificar y es más comúnmente utilizada con materiales en polvo.

Por otro lado, una tolva con dosificador de pistón puede emplearse con materiales semilíquidos y líquidos y se trata de una estructura hermética con un pistón al interior que distribuye el líquido conforme se desplaza. Las de este tipo son excelentes para productos viscosos o de alta densidad. Mientras tanto, las de dosificador por gravedad sólo tienen una llave de apertura para el cierre gradual del material para regular la cantidad que suministra y se emplean con líquidos.

La dosificación por medio de balanza de cabeza múltiple es la que ofrece mayor precisión para suministrar materiales sólidos sean o no homogéneos. Una tolva equipada con este tipo de dosificación cuenta con celdas tensiométricas de carga que se encargan del pesaje y dosificación del producto, de ello que sean tan precisas. Existe otro tipo de tolva que integra el funcionamiento del dosificador del tornillo sin fin con las celdas tensiométricas de carga y son excelentes para dosificar materiales en polvo que presentan una fluidez baja.

Finalmente, otro tipo de dosificador que se puede encontrar en una tolva es el de canales vibratorios cuyo funcionamiento se basa en hacer vibrar la estructura para que el material vaya cayendo. Este tipo de tolva permite regular la intensidad de las vibraciones de acuerdo con la cantidad de material que se vaya a utilizar.

Consideraciones para el diseño de sistemas de almacenamiento

Las tolvas se diseñan a partir de las características de los materiales que van a almacenar y dosificar y de las necesidades particulares del proyecto en el que se vayan a utilizar. El diseño de las que se emplean para materiales gruesos por lo regular tienen una forma de paralelípedo que en el fondo presenta un plano inclinado para facilitar la descarga, mientras que las que se emplean para materiales finos presentan una forma cilíndrica con el fondo cónico. Las características de estos elementos y otros de almacenamiento conviene decidirlas a partir de un análisis detallado de las necesidades específicas del entorno de aplicación.

Para el diseño de este tipo de estructuras se toman en consideración varios aspectos, por ejemplo, para determinar el ángulo mínimo que debe tener su fondo es necesario evaluar la granulometría del material, el porcentaje de finos y el porcentaje de humedad. Asimismo, se recomienda considerar los problemas que se pueden presentar durante la operación de una tolva, generalmente asociados con el flujo del material.

Esto contribuye tanto a mejorar el diseño de la tolva en su fase de planeación o fabricación como a elegir una tolva adecuada a partir de su diseño y modo de dosificación y tomar las medidas necesarias para solucionar los problemas que se presenten. Es para contar con soluciones personalizadas que se recomienda contratar los servicios de especialistas de proyecto llave en mano.

En Meprosa nos especializamos en soluciones integrales personalizadas y contamos con una amplia experiencia en desarrollo de bodegas. Si ustedes desean conocer más acerca de los servicios que ofrecemos los invitamos a contactarnos al teléfono (668) 816 0150 con gusto los atenderemos.

Publicaciones recientes