El rol de la infraestructura en el desarrollo agropecuario nacional

 En bunkers de grano, sistemas de producción pecuaria

Históricamente, la agricultura ha sido una actividad prioritaria en México, con mayor o menor incidencia en el PIB a lo largo de los años; sin embargo, con la penetración de las marcas de nuestro país en el extranjero, no cabe duda de que las materias primas agrícolas, como parte del desarrollo alimentario, desempeñan un papel crucial para la economía, de ahí que sea tan importante disponer de sistemas de producción pecuaria que garanticen la calidad de los procesos y sean símbolo de eficiencia industrial a nivel nacional.

El desempeño del sector pecuario depende fundamentalmente de la productividad, que parece estar correlacionada con los bienes. En la cadena productiva se estiman las coberturas de los principales recursos de infraestructura y se evalúan sus posibles efectos sobre el rendimiento y el área trabajada.

De manera que el progreso agrícola es esencial para el crecimiento económico del país, la generación de fuentes de empleo, la ampliación del mercado laboral para profesionales y trabajadores, la creación de oportunidades de emprendimiento a partir de materia prima de calidad y, muy especialmente, la mitigación de la pobreza, como problema de larga data.

Pero el bienestar de los mexicanos, relacionado con la agricultura y la ganadería, depende directamente de las mejoras que se introduzcan para favorecer la productividad del sector, como la construcción de bunkers de grano y naves industriales que sean coadyuvantes en el procesamiento de las materias primas, los controles de calidad y que permitan generar prestigio en torno a una determinada marca.

A su vez, la infraestructura, como canal de productividad, se encuentra asociada con el acceso a la tierra, el buen funcionamiento de los mercados, el profesionalismo de las instituciones y el uso apropiado de la tecnología.

Importancia de los sistemas de producción

Para el futuro del sector pecuario, resulta ineludible la necesidad de invertir en infraestructura, como espacios de almacenamiento de grano, ya que su deficiencia tiene efectos que podrían ser difíciles de subsanar. Recordemos que se trata de un motor de la economía que debe estar en constante expansión; de hecho, las deficiencias de espacio para el agro no solo menoscaban la productividad, sino que también entorpecen el funcionamiento de los mercados, limitando su integración tanto espacial como temporal.

Perspectiva de la inversión en la industria pecuaria

De acuerdo con la FAO u Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, la inversión en el sector agropecuario es fundamental y las maneras de proceder para lograr un futuro próspero en el suministro de alimentos, deben ser diferentes a las que se han adoptado en el pasado.

En principio, tiene que haber un equilibrio y respeto entre la tierra explotada y la que aún es virgen, así como el manejo responsable de las tecnologías. De esta manera, en los próximos años podrían obtenerse beneficios superiores, combinando recursos tecnológicos que contribuyan al sostenimiento y a mantener la capacidad de la tierra para generar dividendos.

Desde la perspectiva de la ONUAA, los sistemas de producción más intensivos, aunque sostenibles, tomarán relevo de las estrategias de la revolución verde o de la expansión de la superficie cultivada. No obstante, este cambio en la inversión debe planearse estratégicamente, evaluando sus prestaciones y efectos positivos para trabajadores, campesinos y la propia empresa:

Tecnología en la industria pecuaria

En Meprosa, como partícipes de la ampliación de la infraestructura pecuaria, estamos preocupados porque las nuevas tecnologías sean objeto de actividades de investigación y extensión, que abran vías de acceso laboral en las comunidades más necesitadas. Hay que prestar especial atención a la intensificación de sistemas, adaptados para optimizar el rendimiento del factor de producción, teniendo presente el uso de la tierra, la fuerza de trabajo, el consumo de agua y el capital, ya que esto es decisivo en cada etapa productiva.

Infraestructura para el futuro

Los sistemas de producción pecuaria también imponen cambios significativos a nivel de las explotaciones, absorbiendo la intensificación. La idea es aprovechar los recursos de manera respetuosa, sin incurrir en pérdidas, y esos cambios van de la mano de las inversiones en áreas específicas de la infraestructura de trabajo, como riego, almacenamiento y drenaje, pasando también por las mejoras en las tierras de secado y en suelos, hasta nuevos tipos de maquinaria, razas de animales y aportaciones laborales.

Almacenes y naves en la cadena productiva

Nos encargamos de transformar nuestro entorno con mecanizaciones y proyectos de alta calidad que fomenten la prosperidad y el auge de la economía pecuaria en México, es por ello que sabemos que es necesario el apoyo en fases anteriores y posteriores a la producción, lo cual es posible de lograr con la inversión en infraestructura. Para que la intensificación del sector agro siga adelante en condiciones variadas, a una escala sostenible, los suministros deben canalizarse con los sistemas de producción pecuaria idóneos.

La tendencia del silvopastoreo en la industria

Una de las tendencias en alza en materia de sistemas productivos para la industria agropecuaria es el silvopastoreo, un modelo de producción pecuario y de explotación forestal que constituye una buena alternativa para muchos productores de México y el mundo. El concepto nació hace algunos años, como una opción alterna para diversificar la producción ganadera, permitiendo obtener mayores ingresos, puesto que se aprovechan, de manera responsable, todos los recursos del entorno para generar más ganancias. Su apogeo vino dado, en buena parte, por la necesidad de implementar un sistema que mantuviera o aumentara los rendimientos productivos por unidad de superficie.

Meprosa, proyectos a su medida

En Meprosa somos una empresa con más de 30 años de experiencia, dedicada a fabricar y construir sistemas agroindustriales y pecuarios que amplíen la experiencia de desarrollo económico a nivel nacional e internacional. Para solicitar más información acerca de nuestros sistemas de producción pecuaria, los invitamos cordialmente a ponerse en contacto a través del chat en vivo, llamando al teléfono (668) 816 0150 o escribiendo a la dirección de correo electrónico ventas@meprosa.mx.

Publicaciones recientes