Errores que se deben evitar al instalar un silo

 En Silo, silo de maíz precio, silo para granos

La población está en continuo crecimiento, y eso se ha notado significativamente en la agricultura dedicada al cultivo del grano, en la era feudal, cuando el cultivo de alimento tuvo un amplio auge económico, la comida guardada se almacenaba en cobertizos para luego ser vendida en las plazas, no obstante, año tras año más gente llegaba al mundo y la cuota alimenticia debía incrementarse considerablemente, por lo que almacenarlos en simples cobertizos ya no daría abasto para todo lo que estaba cultivando.

En este sentido, llegó a la industria la implementación de silos, grandes contenedores de diversas formas, tamaños y materiales que funcionaban como lugar de almacenamiento del producto, en donde se buscaba que tuvieran las condiciones necesarias para posteriormente ser distribuidas hacía todos los lugares donde se necesite el alimento para subsistir.

Este dispositivo es especialmente útil para ciertos alimentos, lo más común es encontrar silo para granos, como una de las maneras de mantener en perfecto estado este alimento que resulta tan importante para la dieta de muchas personas alrededor del mundo, alimentos como los frijoles, los garbanzos o el maíz hacen parte del día a día de una gran cantidad de personas en el mundo, por lo que es imprescindible encontrar la manera de cultivar y conservar la cantidad suficiente para suplir esa necesidad alimenticia.

Por otra parte, hay que destacar que el maíz es uno de los granos que más se requiere proteger, debido a que son el alimento de muchas personas en México y en el exterior y además son presa fácil para diferentes aves, roedores, mamíferos, insectos y bacterias, generando así una necesidad imperante de protegerlo lo mayor posible para que se salvaguarde el consumo humano. Para esto, muchas industrias optaron por la instalación de un silo de maíz precio, no obstante, eso no fue suficiente.

Resulta que el proceso de construir estos contenedores es algo bastante complejo, especialmente si se busca guardar alimento para épocas del año donde no se pueda cosechar, como es el caso del invierno o la época de sequías, ya que se debe asegurar de que dentro de este contenedor estén las condiciones adecuadas para que el alimento no se pierda, a pesar de que en el exterior esté ocurriendo una tormenta.

Muchos principiantes construyen e instalan el silo como si se tratara de cualquier cosa, sin embargo, no toman en cuenta una serie de factores fundamentales para que el alimento se proteja apropiadamente, aspectos que deben ser tan importantes como los materiales que componen el contenedor y que son perfectamente evitables si se conocen adecuadamente. Por este motivo, en el presente artículo se van a mencionar errores comunes que se deben evitar y al finalizar le diremos cómo impedir que sucedan con una simple llamada.

Elección del suelo

En muchas ocasiones se escoge un terreno para colocar el silo que esté más cercano a la casa o que por algún motivo resulte de nuestra conveniencia, no obstante, casi siempre resultan instalándose en suelos no aptos para colocar esta estructura, ya sea porque carezcan de humedad, sean muy húmedos o no cuenten con un buen sistema de drenado, por lo que al momento de instalarlo se presentan problemas y el alimento no se conserva apropiadamente.

Por este motivo, es que resulta pertinente realizar un previo estudio del suelo realizado por profesionales en la construcción e instalación de estas edificaciones, quienes lograrán determinar cuál es el mejor lugar estratégico para colocar este contenedor, un ejemplo de estos profesionales es Meprosa.

No controlar la humedad

Otro de los factores que más alterarán el funcionamiento del silo es la humedad que se concentra en su interior, para esto, se deben realizar grandes estudios, el primero, es la humedad general del área en la que se va a instalar el granero ya que esto permitirá conocer una medida estándar de humedad que se encuentre en la zona y de esta forma determinar si es factible su construcción.

El segundo aspecto es la resistencia a la humedad que ofrezca el alimento, para ello se deben analizar las condiciones del producto, el tipo de producto y la manera como se desarrolla dependiendo de los niveles de humedad; el tercero es estudiar qué bacterias son capaces de crecer en ciertos entornos con más o menos humedad, y de esta forma determinar si se debe descontaminar el área para que el alimento no sea deteriorado por estos organismos.

Con estos datos específicos, y muchos más, se logrará determinar la viabilidad de la construcción y la manera mediante la cual se va a realizar, además de los implementos necesarios para estabilizar la humedad dentro del espacio y que permita una conservación perfecta del maíz.

Si no está alerta de cometer estos errores, su silo no tendrá efectividad, por esto, asegúrese de contratar personal profesional para esta labor, contáctese con Meprosa, empresa que realizará su granero y adicionalmente va a realizar todos los estudios pertinentes para que se desarrolle de la mejor manera, sólo debe llamarnos al (668) 816 0150 o escribirnos al chat que encuentra en nuestra página web.

Publicaciones recientes