Evite estos errores comunes del elevador de cangilones

 En almacenamiento de grano, Banda Transportadora, Blog, Elevador de cangilones

Durante la operación de su empresa agropecuaria es común que los equipos dejen de funcionar de manera apropiada y esto genere diversos inconvenientes en la cadena de producción que desemboquen en pérdidas de dinero y tiempo que les impidan mantener los estándares de calidad de sus productos. En ese sentido, el elevador de cangilones también es una herramienta que es propensa a sufrir de diferentes fallas que pueden ser evitables si sigue los consejos que le brindaremos en el artículo.

¿Dónde surgen los problemas comunes de estas herramientas?

En términos generales, estos equipos dedicados al transporte y almacenamiento de grano tienen fallas que se producen por dos motivos fundamentales:

Instalación deficiente

La instalación de estos equipos es algo que ha de desarrollarse de manera sumamente precisa debido a que se trata de un equipo que, al igual que otros como la banda trasportadora, se compone de un montón de mecanismos que deben estar configurados en perfecto equilibrio y nivelación o de lo contrario se presentará un golpeteo hasta el punto en que se rompan, patinen, desgasten o la presencia de tornillos flojos que se caen, rompen o interfieren con el movimiento del elevador.

Falta de mantenimientos

Por otro lado, una de las razones fundamentales por la que el elevador de cangilones comienza a fallar es porque no se tiene en cuenta que no es una maquinaria eterna y que para que le brinde el 100% del rendimiento es indispensable que le realice algunas acciones de mantenimiento periódicas con las cuales se garantiza que la operación se mantenga de forma ininterrumpida; entre los fallos más comunes está el desgaste excesivo de las piezas del motor, la reventada de correas o tornillos, entre otros.

¿Cómo evitar estos fallos?

Podemos destacar varias tareas que debe realizar con el fin de prevenir los daños en estos equipos; en primer lugar, tener en cuenta que al momento de adquirirlo ha de dejar que los profesionales sean los encargados de su instalación, pues de lo contrario las piezas no estarán 100% niveladas y esto le provocará fallas importantes en el corto y mediano plazo. Por otro lado, es posible que le sobren partes o que las implemente de manera incorrecta, conllevando a que no funcione el equipo o no como esperaba.

Así mismo, debe programar las actividades de mantenimiento preventivo sin demora y realizadas por técnicos especializados, los cuales conozcan las principales fallas de estos equipos y sepan qué hacer con exactitud. Algunas de las tareas que se desarrollan con frecuencia son:

  • La inspección y cambio de aceite de las piezas del equipo con el fin de que tenga la capacidad de lubricación suficiente para evitar la fricción excesiva.
  • Así mismo, debe percatarse de que las chumaceras tengan la grasa suficiente para que las piezas en su eje giren sin problemas.
  • Uno de los elementos fundamentales son las bandas ya que transportan la energía cinética para generar movimiento; para que funcionen apropiadamente, deben tener el nivel de tensión suficiente o de lo contrario se zafarán y no transmitirán la fuerza suficiente.
  • Debido a que el elevador de cangilones requiere aumentar la altura y luchar contra la gravedad, se requiere de un mecanismo que evite que se derrape la polea motriz, de lo contrario los productos caerían y no llegarían a su destino.
  • Así mismo, los cangilones tienden a desgastarse con el tiempo y esto genera huecos y desgastes que impiden su adecuado funcionamiento dentro de la cadena productiva.

Por otro lado, es imprescindible que se mantenga una apropiada limpieza ya que de lo contrario la contaminación cruzada se hará presente en los alimentos que esté transportando a través de estos equipos; además, si permite que los residuos de polvo y demás agentes como grasas o sangre se acumulen y harán que este dejará de funcionar apropiadamente ya que poco a poco interferirán con los mecanismos del dispositivo.

Así mismo, el mugre y polvo acumulados en el motor le impedirán ver apropiadamente el estado de las piezas del equipo, por lo que perfectamente se pueden estar desgastando o una dejar de funcionar repentinamente sin que usted lo haya previsto, obligándolo a cesar las actividades productivas e invertir dinero extra en un mantenimiento correctivo que no estaba dentro de sus planes en el corto plazo.

Otra manera de prevenir que el elevador de cangilones sufra daños es adquirir únicamente equipos de alta calidad, ya que es frecuente que se encuentren ofertas en el mercado muy económicas pero que no cumplen con los estándares que necesita para mantener la herramienta funcionando todo el día. Motivo por el cual lo invitamos a cotizar estas tecnologías con profesionales del mundo de la producción agropecuaria.

En ese sentido, uno de los más grandes representantes de la venta del elevador de cangilones de calidad en México es Meprosa, pues contamos con varios años de experiencia realizando proyectos de llave en mano que le permiten a las industrias del sector agropecuario automatizarse y potenciar su cadena productiva. Para conocer más información de nuestros productos, llámenos al +52 (668) 816 0150 o escribanos al correo electrónico ventas@meprosa.mx.

Publicaciones recientes