Impacto del uso de silos metálicos en la autosuficiencia alimentaria

 En proyecto llave en mano, Silo, silo para granos

En México, la agricultura desempeña un rol crucial para el motor económico y representa una buena parte de los ingresos financieros a nivel nacional. Es una de las actividades con mayor relevancia para el mercado laboral, ya que genera gran cantidad de puestos de trabajo y, de hecho, se estima que es el sector productivo más preponderante desde una perspectiva social y ambiental, porque de él depende la alimentación primaria de millones de personas, de ahí que el silo y otras herramientas de infraestructura sean indispensables para el procesamiento de los granos dentro de la cadena productiva.

La infraestructura agropecuaria es indispensable para el desarrollo nacional, una base importante para la economía y la autosuficiencia alimentaria, puesto que opera como mecanismo de fomento de la seguridad de los alimentos, a la vez que constituye un estímulo para catapultar el crecimiento producto y mejorar las condiciones de vida de los trabajadores del campo.

En nuestro país hay cerca de doscientos puntos agrícolas que son cultivados, siendo los más destacados los de maíz, arroz, sorgo, caña de azúcar, frijol, tomate, chile y las oleaginosas, debido a la alta producción de aceites de semillas.

Las áreas dedicadas a la producción agrícola en México son bastante amplias y en Meprosa, como una industria especializada en proyecto llave en mano, hemos detectado las necesidades de los productores y marcas, ofreciendo servicios de alta calidad para el desarrollo de sus industrias y la puesta en marcha de herramientas que contribuyan a aumentar la productividad, ampliar la fuerza de trabajo y aprovechar los recursos de la tierra, tanto en beneficio de los locales, como del capital de la propia compañía.

Penetración de la industria agrícola en la economía

Tan solo para los años 2014 y 2015, se registró un aumento significativo de la actividad agrícola, es por ello que, en la actualidad, con el comportamiento de mercado y la adecuación del sector en materia de incorporación tecnológica, la industria agropecuaria mexicana ocupa el tercer lugar en la producción de alimentos en toda Latinoamérica, así como el décimo segundo a nivel mundial, con una producción estimada de 280 millones de toneladas de alimentos por año.

Tan favorables cifras han dado como resultado, de igual manera, la apertura de canales de exportación y alianzas favorables para la visibilidad de productos mexicanos en los mercados extranjeros, debido a la calidad que se ofrece.

Impacto de la infraestructura en la autosuficiencia alimentaria

Pero ¿qué efecto tiene la mejora de la infraestructura agropecuaria, como la implementación de silo para el almacenamiento y control de granos, en la calidad del suministro y el crecimiento económico del sector?  En los últimos años se ha hablado mucho acerca de la autosuficiencia alimentaria, no solo a nivel mundial, sino también en México.

Es un tema que ha cobrado relevancia como resultado de las problemáticas derivadas del aumento de precios, las crisis económicas globales y la insuficiencia de alimentos en función de la densidad poblacional. Para su resolución, se han planteado varios factores, pero el más importante de ellos es la optimización de la industria para el aprovechamiento de los recursos, siempre desde una perspectiva socialmente responsable, que permita la gestión de las unidades de terreno con un criterio medioambiental y la apertura de empleos.

Si hablamos de México y las causas por las que se ha conversado acerca de la autosuficiencia alimentaria, es razonable tener en cuenta el panorama mundial. En primer lugar, está el crecimiento de las economías emergentes en Asia y su mayor demanda de alimentos, el redireccionamiento de los granos básicos para su uso como biocombustibles y el control de las grandes corporaciones desde la producción, hasta la elaboración de alimentos.

En nuestro país influyen, además, otras circunstancias que han hecho ineludible la idea de integrar mejoras significativas en materia de infraestructura para aumentar la calidad.

¿Qué son los silos?

Hace varias décadas, cuando no se había producido una penetración industrial tan significativa en el sector agrícola ni se usaba el silo metálico, los productores cosechaban el grano de maíz, por ejemplo, y lo guardaban en construcciones de asbesto, madera e incluso al aire libre, cubriéndolo con lonas o cualquier otro material a mano.

Sin embargo, el problema con esta metodología era que se perdía un buen porcentaje de la cosecha debido a la exposición a la humedad y otras condiciones climatológicas, hongos, bacterias e insectos que terminaban por comerse o descomponer los granos, lo que obligaba a los productores a vender con premura, en detrimento de sus intereses económicos.

La buena nueva es que el silo para granos llegó como una opción eficaz en el mercado de almacenamiento, preservación del maíz y otros granos con carácter comercial. Lo que hace este equipo, dentro de la nave industrial, es permitir la conservación del grano, en una menor proporción de espacio, lo que viene a representar un ahorro importante en costos fijos.

El diseño de los silos para el sector agropecuario ayuda a aprovechar los recursos de la cosecha al máximo, así como los espacios de la cadena productiva, con un costo de almacenaje que realmente vale la pena, si se le compara con otros métodos.

Entre los beneficios que ofrecen los silos metálicos están:

  • Garantizan condiciones óptimas nutrimentales del grano por más tiempo.
  • Mayor capacidad de almacenaje.
  • Son mecanismos de previsión y manejo de recursos frente a épocas de sequía.
  • Previenen el deterioro de la cosecha por influencia de microorganismos.
  • Evitan daños por humedad en caso de lluvias.
  • Los silos metálicos facilitan la descarga, evitando pérdidas y roturas.
  • Automatización del equipamiento de transporte de grano.
  • Menor coste de montaje.
  • Ahorro general, frente al almacenaje en naves.

Soliciten su cotización

En Meprosa somos una empresa de destacada presencia en el mercado de desarrollo de proyectos industriales, con sello de responsabilidad social, ya que contamos con 30 años de trayectoria en México y trabajamos constantemente para ofrecer lo mejor a nuestros clientes. Si desean solicitar una cotización para silo, pueden comunicarse con nosotros a través del chat en vivo, llenando el formulario de contacto, escribiendo al correo ventas@meprosa.mx o llamando al teléfono (668) 816 0150. Nuestras oficinas están en el Blvd. Fco Agraz Santana #1330, Nte. Col Teresita, 81249, Los Mochis, Sinaloa.

Publicaciones recientes