Reconozcan y prevengan los 4 riesgos en el almacenamiento de granos

 En Elevador de cangilones, Silo, silo para granos

El silo es la mejor herramienta para el almacenamiento y conservación de granos y de otros productos a granel. Se trata de una parte importante del ciclo de acopio de la industria agrícola, sin embargo, existen diversos riesgos implicados en su uso. Son cuatro, pero el más notable es la explosión de polvos.

Riesgos comunes en silos de granos

Se trata de tres riesgos de incendio y derivan principalmente del uso de propano, secadores y de los propios granos. Son los siguientes:

Riesgo de incendio causado por los granos

Es importante considerar, durante la planificación del mantenimiento preventivo, la posibilidad de que los granos ardan. La medida que deben incluir para evitarlo es mantener las llamas abiertas fuera del alcance de ellos, como cigarrillos, soldadores y sopletes. Si llegan a arder, las llamas serán difíciles de apagar, además, los métodos de extinción pueden favorecer las explosiones debido a la nube de polvo que crean.

Aplicar agua abundante sobre los distintos tipos de silos no es conveniente, ya que puede estropear el grano. En el caso de la soja, puede hincharse y romper el contenedor.

Riesgo de incendio causado por secadores

Ocurre por el potencial quemado de los granos u otros materiales extraños en ellos. Usan una gran cantidad de calor y son muy grandes, por lo que es crucial el uso de tecnologías de seguridad electrónicos y mecánicos en el circuito de combustible, como detectores de llama por ultravioleta, sensores de temperatura entre otros.

Son medidas muy efectivas, sin embargo, es importante elaborar un plan de emergencia en caso de incendio. Tanto el diseño como las dimensiones del secador vuelven complicada la extinción de las llamas con agua a presión. Para atacar el fuego con mangueras, se recomienda mover los granos en un sitio seguro y alejado del silo.

Riesgo de incendio causado por propano

El propano suele usarse como método de calefacción y secado del grano, sin embargo, representa un riesgo de incendio debido a los túneles en los silos para la industria agrícola, que incumplen las especificaciones de seguridad. El riesgo se presenta también por el tráfico denso de camiones que dañan las tuberías subterráneas del gas. En caso de quebrarse una tubería, el propano líquido se evapora y deposita en los túneles, lo que puede causar una explosión.

Riesgo de explosión

Como mencionamos, consiste en el riesgo más común. Son cuatro los factores que pueden causarlo y que mencionaremos a continuación.

Oxígeno

Las explosiones no pueden ocurrir sin oxígeno suficiente en la atmósfera. Para disminuir sus concentraciones, se ha sugerido el uso de gases inertes, sin embargo, su aplicación es restringida debido a las dimensiones en volumen de las maquinarias de manipulación de granos. Puede aplicarse con más facilidad en los equipos de proceso, por ejemplo, molinos de masas.

Combustible

Los expertos han descubierto que las partículas menores a 100 micrones son las que poseen mayores riesgos de explosión, ya que las partículas grandes se depositan de forma rápida y presenta una baja relación entre peso y superficie. Si bien es poco probable la generan de nubes densas en silos y sitios con tráfico de personas, se han medido esas concentraciones en el interior de la cubierta de un elevador de cangilones, además, pueden hallarse dentro de silos, contenedores, transportadores, tuberías de llenado y recogedores de polvo.

La explosión depende del respaldo de las partículas adyacentes y la liberación de calor de la partícula quemada. Existen otros combustibles en los silos, como el polvo acumulado en paredes, respiraderos, suelos y maquinarias, que puede volverse polvo en suspensión debido a fuegos y vibraciones. Cuando el polvo se vuelve muy concentrado y pasa a suspensión, aumentan las posibilidades de que arda y se vuelva una explosión.

Fuentes de ignición

Las fuentes de energía duraderas e intensas pueden encender el polvo en suspensión. Algunos ejemplos son los siguientes:

  • Chispas o calor derivado de fallos en equipos eléctricos como cables, motores, focos, entre otros.
  • Llamas de rayos, cerillos, cigarrillos, motores de vehículos, entre otros.
  • Roces de equipos mecánicos como correas transmisoras, elevadores, rodamientos, entre otros.

Muchas explosiones han sido causadas por los elevadores de cangilones, ya que su movimiento genera energía que puede derivar en ignición de distintas formas. Si las correas se sobrecargan, pueden producir mucho calor por el rozamiento de las poleas. Se han detectado casos de correas que se queman y rompen por la situación mencionada, lo que provoca la caída de llamas en el interior de la carcasa. Si están mal alineadas, calentará la carcasa del elevador y hará que ardan elementos combustibles como aceites o polvos.

El recalentamiento de los rodamientos es otra fuente potencial de ignición en los elevadores de cangilones. Si los últimos tienen mucho tiempo de uso y poseen correas con rodamientos ubicados en los extremos y en el interior de la carcasa. El recalentamiento de los rodamientos otorga suficiente calor para encender el polvo en suspensión o depositado. Si se encuentran en el exterior de la carcasa, también pueden hacer arder el polvo y a la vez pasar dentro de la carcasa a través del accionamiento de bombeo generado por el elevador o del sistema de aspiración del polvo.

Las correas del material no conductor pueden producir mucha electricidad estática en los cangilones. Si bien hay estudios que muestran que esa electricidad no es lo suficientemente energética para crear una explosión, es recomendable su eliminación por medio de correas conductoras y la conexión a tierra de los equipos.

Espacio cerrado

La presión generada tras la ignición del polvo de los granos puede incrementar hasta consumir el oxígeno o el combustible o hasta haber suficiente ventilación. Cuando la ventilación es ilimitada y no hay confinamiento, son bajas las presiones de explosión y ocurriría una ignición súbita. En caso de que el confinamiento sea mayor, las presiones pueden incrementar hasta 690 kPa. Un silo u otra construcción no puede soportar ese nivel de presión, lo que deriva en daños, por tal motivo es importante que haya ventilación suficiente.

Esperamos que las medidas enlistadas les ayuden a mantener la seguridad de su silo para granos. Si no tiene uno y desea adquirir un ejemplar de calidad y con proveedores reconocidos, contáctennos. Tenemos más de tres décadas de experiencia en la construcción de soluciones para la industria agroalimentaria de México, además, podemos proporcionar servicio a otros países como Chile, Argentina, EE. UU., Nicaragua, Colombia, entre otros. Para más información, marquen al (668) 816 0150.

Publicaciones recientes