¿Por qué es importante la calibración de las basculas para camiones?

 En Blog

Las básculas para camiones son una gran herramienta para las industrias y las empresas de logística y transporte para el pesaje de grandes cargas de forma sencilla y eficaz. Este tipo de básculas están diseñadas para pesar transportes con cargas mayores a las cinco toneladas, que requerirían de una gran inversión logística, de personal y de tiempo para pesarlas con básculas tradicionales.

Pero para su adecuada funcionalidad y eficacia deben ser calibradas y tener un servicio de mantenimiento de manera constante, puesto que en pesajes de tal magnitud los márgenes de error aceptables son relativamente pequeños, y si son superados pueden representar pérdidas muy grandes para las industrias.

La calibración de las básculas es esencial para obtener los mejores resultados y pesajes exactos. Si se ignora esta importante tarea, la medición se convierte en una simple conjetura que se traduce en pérdidas significativas que pueden afectar a cualquier negocio. La exactitud de las básculas de tamaño industrial diseñadas para camiones se vuelve menos fiable con el paso del tiempo.

El motivo de su descalibración es el desgaste normal derivado del uso habitual y a otros factores externos, como pueden ser choques mecánicos, entornos ambientales extremos (lluvia, granizo, polvo, entre otros) y sobrecarga de la báscula, por mencionar algunos. Estos factores pueden provocar un deterioro bastante rápido, cuyos daños se mantienen por periodos prolongados.

El programar una calibración periódica del instrumento, combinado con realizar comprobaciones rutinarias frecuentes, mejora significativamente la vida útil de las básculas, así como la exactitud del pesaje. Esto garantiza las mejores ganancias y una mejora en la eficiencia del transporte de productos industriales.

Para garantizar que las básculas para camiones tengan la medición exacta es necesario realizar una prueba con el uso de una pesa de referencia sobre el plato de pesaje. El error o descalibración es la diferencia entre el valor medido, la lectura que da la báscula, y el valor verdadero, el peso de referencia. Si la diferencia es significativa respecto al valor de tolerancia de pesaje, se debe realizar una calibración.

Ventajas de calibrar una báscula

Las calibraciones de las básculas deben ser realizadas por personal autorizado, por lo regular son los proveedores los que ofrecen este servicio. Entre las principales ventajas de una adecuada calibración de manera periódica podemos destacar:

  • Ahorro de costes. Los equipos calibrados favorecen la toma de decisiones adecuadas para evitar la merma y el reprocesamiento de los productos, que evita la pérdida y los gastos excesivos.
  • Mediciones fiables. Los equipos calibrados garantizan que las mediciones resulten iguales a las realizadas en otros lugares distintos, lo que facilita la logística entre empresa y cliente, puesto que ambos procesos deben ser exactos y fiables, desde el lugar de salida hasta donde son entregados.
  • Conformidad. La calibración ayuda a evitar problemas en auditorías internas y externas.
  • Detección de equipos envejecidos. Los equipos envejecen y algunos de sus componentes son sometidos a estrés mecánico y al desgaste. Pero al ser calibrados se detectan los que han sufrido más desgaste para ser intercambiados y mejorar la efectividad de las básculas.
  • Mejora del proceso y de los beneficios. Una báscula para camiones que se encuentra dentro de las tolerancias definidas, mejora los procesos de logística y transportación para aumentar los beneficios.

¿Con qué frecuencia se deben calibrar las básculas?

Para que una báscula sea confiable debe contar con un certificado de calibración, el cual informa de los resultados que tuvo la última vez que se le realizó el mantenimiento. Por lo regular los certificados únicamente cuentan con una validez de un año, sin embargo esto puede resultar en la errónea conclusión de que el intervalo de calibración es de un año; en realidad, la calibración debe ser programada siguiendo una metodología que se basa en el riesgo de descalibración.

Para ello se toman en cuenta varios factores, como la cantidad de uso, el promedio del peso de los camiones, las condiciones ambientales, entre otros. Si se considera que existe un riesgo muy alto de descalibración es requerido un periodo más corto para su mantenimiento. Por el contrario, si existe un bajo riesgo con una calibración anual será suficiente para mantener la eficiencia de las básculas.

El ignorar la calibración puede representar un riesgo, gastos “ocultos” asociado con la báscula y pérdidas importantes. El costo del mantenimiento y la recalibración suelen ser bajos, en comparación con las pérdidas económicas de no darles mantenimientos de manera periódica. Los problemas más comunes suelen ser tiempos de inactividad no programados, problemas con procesos y auditorías, y al tener que realizar mayores inversiones en el transporte, tener que cubrir los pesos de los productos faltantes.

¿Cuáles son las tolerancias que se aplican en la calibración de las básculas?

A pesar de una adecuada calibración, debido a los pesos que se miden con las básculas para camiones siempre existirá una ligera diferencia entre el peso marcado y el peso real, a esto se le llama tolerancia. Las tolerancias sirven para determinar si las básculas se comportan lo “suficientemente bien” como para satisfacer los requisitos del proceso de transportación y logística.

Las tolerancias definen ciertos criterios de superación o fallo de la medición del peso. Las tolerancias se pueden determinar por distintos motivos, ya sean legales, de fabricación o determinadas por el propio proceso. Las tolerancias legales son establecidas por empresas gubernamentales y de servicio al consumidor, las cuales evalúan los requisitos de las aplicaciones con autorización legal para el comercio. Estas tolerancias son bastante amplias, por lo que suelen satisfacerse fácilmente con las básculas.

Las tolerancias de los fabricantes garantizan que los equipos cumplan con las especificaciones estándares. Estas no tienen en cuenta los requisitos específicos de los procesos realizados por las empresas de logística y transporte. Por último, las de proceso son las más estrictas y son definidas por el usuario, ya que son útiles para las mediciones internas de producción, almacenamiento y transportación; pero se tienen que regular a las tolerancias de los fabricantes y las legales.

En Meprosa podrán encontrar personal técnico calificado para brindar una asesoria especializada sobre la correcta selección del tipo de báscula según las necesidades del cliente. Nuestro personal altamente capacitado les dará una atención personalizada para que las soluciones que requieran se adapten a la perfección a sus necesidades, con las herramientas necesarias para crear un ambiente de confianza, seguridad y compromiso.

Pueden contactarnos vía telefónica o por correo electrónico para que uno de nuestros ejecutivos resuelva sus dudas e iniciemos la planeación de su proyecto para la instalación de básculas para camiones; también pueden visitarnos en alguna de nuestras oficinas de representación en Guadalajara, Monterrey, Culiacán, Mexicali y el Bajío.

Publicaciones recientes