Por qué las basculas para camiones necesitan mantenimiento preventivo

 En Blog

Las básculas para camiones como las que comercializamos en Meprosa, a pesar de ser de una excelente calidad, requieren de un programa de mantenimiento organizado para garantizar que funcionen de manera óptima durante el mayor tiempo posible, alargando así su vida y reduciendo las necesidades de requerir un servicio de reparación por cualquier tipo de falla que presenten.

En publicaciones anteriores en este blog, ya hemos hablado de las características de las básculas y de los tipos de aplicaciones que reciben y comprometidos con ofrecer información de utilidad a nuestros clientes que les permita sacar el máximo provecho a las soluciones que ponemos a su alcance, en esta ocasión les hablaremos del tipo de mantenimiento preventivo que se recomienda dar a las básculas de camiones..

Para comenzar conviene definir que un programa de mantenimiento comprende medidas preventivas y de emergencia para atender los cambios que en un lapso de tiempo pueda presentar un equipo, en este caso, el de medición incorporado a vehículos de carga, como camiones. Con este tipo de programas, en caso de que ya se detecte algún problema se puede aplicar de manera oportuna un mantenimiento correctivo que permita atender la falla y evitar pérdidas ocasionadas por la suspensión de su servicio, o bien, de alteraciones en la fidelidad de los datos obtenidos a partir de la medición de las cargas transportadas.

Por tanto, se recomienda contemplar que con la compra y adquisición de una báscula de camión se tiene que diseñar un programa de mantenimiento preventivo y mantenerlo durante todo el tiempo que se haga uso de ella, si lo que se desea es garantizar su rendimiento óptimo.

El mantenimiento preventivo no solo es necesario para conservar en buen estado la báscula y permitir que funcione sin problemas, también es fundamental para hacer válida la garantía que se entrega con su compra. Por esta razón desde el primer momento se tienen que seguir algunas pautas de cuidado y diseñar el ya mencionado programa de mantenimiento periódico que permita identificar oportunamente cualquier problema que requiera de una reparación, con lo que reducirá los tiempos de suspensión de servicio de la unidad en cuestión, esto para cualquier proyecto llave en mano que se desarrolle.

Los cuidados más básicos de cualquier báscula incluyen tareas de limpieza y aseo, ello para que el sistema de pesaje funcione correctamente y evitar su daño prematuro es fundamental que la báscula se mantenga limpia, libre de cualquier tipo de residuos acumulados.

Con la limpieza se garantiza que en la superficie no haya residuos que puedan obstruir los movimientos de centralización que realizan los módulos de la báscula para hacer una medición precisa. Entre el tipo de residuos que más comúnmente se quedan en la superficie se encuentra el agua estancada, arena, barro, suciedad, nieve, hielo y mercancías y materiales derramados y en todo caso es necesario adoptar un técnica de limpieza que permita dejar la superficie limpia y seca.

El segundo cuidado que se recomienda tener para conservar las básculas funcionando óptimamente es el control de tráfico. Esto quiere decir, tener un control sobre las velocidades de entrada y salida de la báscula. El parámetro de velocidad está determinado por el tipo de aplicación que recibe la báscula y es información que se debe consultar con el proveedor.

Es fundamental tener este control porque de él depende la seguridad de los operarios y de las personas que trabajan en las cercanías, por ejemplo, en las bodegas, y porque tanto los arranques como las frenadas bruscas pueden producir un desgaste de intensidad en los componentes de la báscula, lo que da como resultado no solo pesajes incorrectos, sino también averías que requieran reparaciones.

Otra recomendación básica que se hace para el uso de básculas en cuanto a su cuidado es el conocimiento del modo en que funciona la báscula. Saber generalidades sobre su modo de operación y conocer cuáles piezas pueden sufrir mayor desgaste es fundamental, pues esto permitirá determinar en qué conviene enfocarse más al momento de hacer las inspecciones periódicas.

Hay algunas piezas en las básculas que usualmente se tienen que reemplazar con frecuencia debido a que se someten a mayor desgaste, como es el caso de los receptores de las celdas de carga, el varillaje de suspensión y las piezas del sistema de contención.

En lo referente al mantenimiento y las pruebas programadas en básculas para camiones que se deben realizar de manera permanente se encuentran las verificaciones, las calibraciones y las rectificaciones de pesos y medidas y el mantenimiento preventivo. En el primer rubro se encuentra la calibración inicial y la verificación de la precisión de la báscula, lo que se debe hacer al momento de instalarla en el camión y después de dos meses de servicio.

Las pruebas de pesos y medidas se suelen hacer una vez al año y se pueden llevar a cabo de tres maneras diferentes, ya sea que los técnicos propios del camión se encarguen del proceso si cuentan con el equipamiento adecuado, que lo realice un proveedor de servicios para básculas con un representante o por el proveedor y el propietario de la báscula para posteriormente presentar un comprobante de las pruebas realizadas ante un representante de una entidad de pesos y medidas.

En el segundo punto, referente al mantenimiento preventivo, se sugiere seguir las indicaciones del fabricante de la báscula. Por lo regular los proveedores de básculas ofrecen un programa de mantenimiento como parte de los servicios de postventa que presentan, en los que se incluyen visitas periódicas de un técnico que se encargue de inspeccionar la báscula y hacer las tareas de mantenimiento preventivo.

Sin embargo, no en todas las ocasiones los proveedores ofrecen estos servicios y algunos programas no llegan a cumplir con los requisitos de pesos y medidas, por lo que se tendrá que recurrir a un servicio más especializado.

En un procedimiento de mantenimiento preventivo se realizan inspecciones en la plataforma de pesaje y cimentación, en las celdas de carga, en las cajas de conexiones y en la terminal y operaciones. Este procedimiento debe realizarse por un técnico especializado y lo recomendado es contratar a una empresa que cuente con las certificaciones para ejecutar los servicios de mantenimiento para básculas.

Finalmente encontramos el mantenimiento de emergencia. Este tipo de mantenimiento se da cuando la báscula presenta una avería inesperada que requiere de una reparación inmediata para reducir los tiempos de espera y pérdidas por detener el servicio. Cabe mencionar que no todas las empresas de servicio de mantenimiento a básculas dan antenimiento de emergencia y conviene consultar esta información antes de hacer cualquier tipo de contratación.

Esperamos que esta información les haya sido de utilidad. En futuras publicaciones en este blog hablaremos a mayor detalle sobre la inspección y mantenimiento preventivo de básculas para camiones y presentaremos recomendaciones para garantizar el adecuado funcionamiento de las mismas. Les recordamos que en Meprosa nos especializamos en ofrecer soluciones a diferentes industrias para distintas aplicaciones y contamos con básculas de la más alta calidad con marcas de prestigio. Para conocer más acerca de nuestros productos no duden en ponerse en contacto con nosotros, en Meprosa con gusto los atenderemos.

Publicaciones recientes