Prevención de riesgos comunes en una banda transportadora a granel

 En Blog

La banda transportadora es una necesidad en aquellos entornos industriales donde se realizan procedimientos que requieren transporte continuo de cargas aisladas o bultos, y en Meprosa, comprometidos con ofrecer soluciones industriales a entornos con las más altas exigencias, las ponemos a su alcance.

Nuestra empresa se caracteriza por brindar información de utilidad a nuestros clientes sobre los productos que ofrecemos, en publicaciones anteriores en este blog describimos las características de las bandas como sistemas de transporte continuo y algunas de sus aplicaciones específicas.

En esta ocasión, con el interés en que ustedes puedan sacar el máximo provecho a su sistema de transporte nos enfocaremos a hablar de los riesgos más comunes que presentan las cintas transportadoras y las medidas protectoras para reducir tales riesgos que se pueden adoptar en las fases de diseño, construcción y montaje de bandas.

Las cintas transportadoras son utilizadas como elementos auxiliares en naves industriales para el movimiento continuo de cargas de distinto tipo que funcionan de manera muy sencilla y que si bien, requieren de un mantenimiento mínimo y dan pocos problemas, al igual que cualquier otro tipo de equipo o máquina pueden sufrir daños que interfieran en su adecuada operación.

Por tanto, al momento de desarrollar un proyecto que incluya su uso, es indispensable contemplar algunas medidas de mantenimiento preventivo que reduzca los riesgos que no solo afectan el correcto funcionamiento del sistema de transportación, sino también pueden representar un peligro para el personal del entorno industrial en cuestión.

Los riesgos de las cintas transportadoras son definidos a partir de un análisis de accidentabilidad y en esta ocasión nos enfocaremos a hablar específicamente de aquellos identificados al trabajar con materiales a granel. Cabe resaltar que dado que estos sistemas no requiere realmente de una presencia permanente de operarios al pie de la máquina o que se encarguen de su operación, los accidentes producidos son realmente escasos, pero cuando llegan a ocurrir son de gravedad y por tanto resulta fundamental seguir programa preventivos que permitan reducir los riesgos de los accidentes más comunes.

Entre los identificados se encuentran los atrapamientos en los tambores de cola o de cabeza, la caída de personas desde la cinta o sobre la cinta, la caída de materiales transportados o de componentes de la cinta y la inhalación de polvo desprendido de los materiales a granel transportados.

Los atrapamientos en el tambor de cola por lo regular ocurren cuando se llevan a cabo operaciones de limpieza de los materiales pulverulentos o pastosos y de adherencias en las superficies de los tambores o en sus intersticios. La producción de atrapamientos se da cuando se presenta una desalineación de la banda o daños en la misma por fatiga y por cortes y muescas por la presencia de residuos incrustados porque los encargados de las operaciones de limpieza siguen procedimientos peligrosos, como aplicar una barra metálica sobre el tambor para presionarlo y rascar movimiento las adherencias, o con el uso de martillos o herramientas para golpear los tambores y fragmentar las incrustaciones.

Por las posturas adoptadas y el espacio angosto en los que se realizan estas tareas de limpieza, los movimientos falsos pueden producir el atrapamiento de las manos del operario, por otra parte, en el tambor de cabeza los atrapamientos usualmente se presentan cuando se intentan arrojar productos granulados al tambor para incrementar su poder de arrastre o cuando se quiere hacer la limpieza de los rodillos de presión.

Para reducir los riesgos de atrapamientos lo que se recomienda es adoptar medidas para reducir las incrustaciones y adherencias en el tambor de cola así como instalar mecanismos para realizar la limpieza que se accionen desde el exterior para protección del operario. Estas medidas se recomiendan también para rodillos de presión, descargas intermedias móviles, sistemas retráctiles y tambores de tensión, además es fundamental conservar un buen ajuste entre los elementos de alimentación y la banda.

Otro de los riesgos más comunes es la caída de personas desde la banda transportadora, cuando esta se encuentra por encima de las instalaciones. Este riesgo se presenta indiferentemente a la posición en que se encuentren las cintas, ya sea inclinada o plana por las tareas de mantenimiento que requieren un recorrido total por la banda, ya sea para inspeccionar su estado, para engrasarla o para sustituir los rodillos.

Las caídas sobre la cinta también son comunes, en particular cuando estas salen de fosos o cuando se encuentran a una escasa altura por encima del suelo, a nivel de este o por debajo de él. Para reducir los riesgos de caídas lo que se recomienda es disponer de plataformas y pasarelas de vista a lo largo de los tramos elevados de la banda para facilitar las tareas de inspección y mantenimiento en el caso de las que discurren elevadas, mientras que para las que se encuentran a nivel de piso, ligeramente por encima o por debajo, instalar barandillas para cerrar todo su perímetro permitirá reducir riesgos de caídas.

La caída de los materiales transportados es también un riesgo común en las cintas transportadoras y puede darse de los materiales que están siendo transportados y de los componentes del sistema. Los materiales transportados pueden presentar un gran riesgo en cintas que discurren por encima de zonas de paso o de trabajo, tanto si se trata de fragmentos gruesos como de partículas finas.

Mientras tanto, los componentes de las cintas pueden caer cuando se presentan daño en ellos, por lo que resulta indispensable asegurarse de mantener en buenas condiciones el sistema de transportación. Reducir los riesgos de caídas de materiales se puede hacer a través de la instalación de encauzadores en la banda, cuidando la cinta para retener los derrames de líquido que se presenten y poniendo debajo de la cinta paneles de recogida para encauzar los materiales que caigan.

Finalmente, otro factor que supone un riesgo para las personas que se encuentran en el entorno donde se implemente el uso de bandas, como bodegas, es el polvo que se libera de los materiales transportados. El riesgo de inhalación de polvo se puede reducir al carenar la zona de recepción y vertido de materiales mediante la instalación de un sistema de extracción localizado y un sistema de depuración para reducir las emisiones de polvo que contaminen el ambiente.

Estos son solo algunos de los riesgos más comunes que se presentan en entornos en que el sistema de movilización de cargas de un punto a otro se hace mediante banda transportadora. Esperamos que la información les sea de utilidad y les recordamos que si buscan una solución para su industria en Meprosa ofrecemos las de más alta calidad con equipos que se someten a las más altas exigencias de calidad. Para conocer nuestros servicios no duden en contactarnos, con gusto los atenderemos.

Publicaciones recientes