3 cosas que deben saber si van a emprender un sistema de producción pecuaria

 En construcción de sistemas pecuarios, sistemas de producción pecuaria

Aunque ahora tengan nombres más técnicos, todo lo relacionado con la agricultura y la cría de animales ha sido una constante en la historia de la humanidad. Al fin y al cabo, responde a la satisfacción de una necesidad muy básica: la alimentación.

No importa cuánto haya cambiado la sociedad, los sistemas de producción pecuaria bovina aún constituyen una gran parte de los ingresos de México, por ende, todavía son importantes en la producción de alimentos.

¿Qué es un sistema de producción pecuaria?

Hace referencia a los métodos de producción y cuidado que se realizan para el sostenimiento de todo tipo de animales terrestres destinados para el consumo humano, esto en bienes y servicios como: carne, leche, huevos, fibras, pieles e incluso plumas.

Por tal motivo, al decir sistemas de producción pecuaria se abarcan todos los aspectos del suministro y uso en la ganadería. Desde la cría, la cantidad; las estimaciones de consumo y producción, tanto actuales como futuras, los beneficios y consecuencias de mantener el ganado y las personas incluidas en los diferentes procesos que conforman el conjunto.

Debido a todos los procesos que hacen parte de la producción pecuaria, se puede deducir que no es una tarea sencilla. Son muchos los factores para lograr óptimas instalaciones para la producción pecuaria.

A qué tipo de sistema se van a dedicar

En general para Latinoamérica se usan tres clasificaciones para la cría y producción de alimentos provenientes de bovinos, los cuales debe identificar para conocer hacia dónde direccionar su negocio. Estos son extensivos, trashumantes e intensivos.

●      Sistemas extensivos

Se caracterizan por presentarse en un entorno más natural. Son muy populares en las pequeñas y medianas producciones. Lo común es que se utilice un espacio por completo natural o brevemente modificado para ubicar al ganado. Los animales se encargarán de buscar su propio alimento en el área llamada potrero.

Los sistemas extensivos se consideran como los más amigables con el medio ambiente, son sostenibles y es esto lo que les ha ayudado a prevalecer en el tiempo. Los recursos económicos son relativamente bajos, además requieren muy poco uso de agentes químicos que puedan perjudicar a los animales, plantas y el agua presentes en el ecosistema.

El punto negativo con que cuentan es que debido a que su producción es más libre también se torna más lenta, por lo que no es muy eficaz para los productos que ofrecen. Además, necesitan de un espacio muy amplio para funcionar de manera correcta.

●      Sistemas trashumantes

Los de este tipo se usan cuando el sistema de producción se encuentra en lugares donde las condiciones climáticas pueden retrasarlos. Funcionan mediante el alquiler de potreros, por lo que el ganado debe ser transportado de un lado a otro en ciertas temporadas del año.

Por lo general estos traslados se deben a la necesidad de buscar territorios con más días de lluvia que garanticen condiciones óptimas del pasto y la vegetación para que los bovinos se alimenten. Sin embargo, después de cierto tiempo deben volver al lugar de inicio, porque es allí donde se concentra la actividad comercial.  Los sistemas trashumantes pueden ser, a la vez, extensivos.

●      Sist emas intensivos

En este caso los animales se encuentran por completo encerrados en un ambiente 100 % artificial creado por el hombre. Allí pasarán todas sus vidas, por lo cual deben tener condiciones de luz, climáticas y humedad adecuadas para evitar problemas como enfermedades que puedan perjudicar el proceso productivo.

Lo que se busca al implementar un sistema de este tipo es que la producción sea más rápida y eficiente. Requieren de una alta inversión de capital, pues al necesitar creaciones artificiales, necesitan mantener la infraestructura en buenas condiciones, mejor equipo, tecnología, alimentación y excelente mano de obra.

La mayor desventaja de estos sistemas es el gran perjuicio que representan para el medio ambiente. Pese a que incrementan la producción de manera significativa, así mismo aumenta la contaminación al necesitar más cantidad de agentes químicos para mantener las buenas condiciones. Además de esto, no son viables para pequeños y medianos ganaderos dados los altos costos que suponen su mantenimiento.

Buena inversión de capital

Los bovinos no suelen ser económicos, esto puede resultar complicado para los pequeños y medianos empresarios que apenas van a incursionar en los sistemas de producción pecuaria.

No solo las cabezas de ganado tienen altos precios, sino que requieren de un lugar en óptimas condiciones que les permita desarrollarse de manera adecuada, además que su mantenimiento tampoco es económico, dado que requieren grandes cantidades de agua y alimentos. En cuestión de estos últimos, deberá considerar usar un silo para almacenarlos, procurando así que el buen estado de estos también sea beneficioso para sus animales. Por último, requerirá asistencia veterinaria que garantice la buena salud de los bovinos.

Teniendo en cuenta todos estos factores, lo más recomendable es que si son pequeños o medianos empresarios busquen personas de confianza y con visión empresarial que puedan invertir en su construcción de sistemas pecuarios para garantizar buenas condiciones y procesos productivos más satisfactorios.

En nuestro sitio web meprosa.mx podrán ubicar la página de contacto mediante la que podrán suministrar sus datos para que podamos contactarnos con ustedes y brindarles la asesoría que necesitan para emprender su proyecto. También pueden acercarse a nuestras oficinas en Monterrey, Guadalajara y El Bajío, para una atención más personalizada.

Publicaciones recientes