Consejos para el buen almacenamiento de granos de maíz

 En Naves industriales, Secadora de granos, Silo

El almacenamiento adecuado de los granos en el silo es un paso crucial en ciertas temporadas como el verano ya que sólo así es posible la obtención de un producto de calidad. Por tal motivo, el personal y los propietarios de la industria agrícola deben implementar estrategias de almacenamiento que garanticen la obtención de granos de maíz de calidad sin importar las variaciones e inclemencias del exterior.

Con el fin de ayudarles, en esta nueva entrada de nuestro blog les daremos algunos consejos de almacenamiento que seguramente les serán de utilidad. No olviden contactar a nuestra firma, Meprosa, si desean renovar sus silos para optimizar sus procesos. Sin más que agregar, demos comienzo a esta entrada que esperamos les agrade.

Preparar los contenedores

El primer paso para obtener un producto de calidad es asegurarse de que sus instalaciones de almacenamiento estén preparadas para el grano entrante. Limpien sus contenedores y eliminen cualquier grano en el que se hallen hongos o insectos. También, verifiquen debajo del piso, pues esta área puede ser un buen lugar para que los insectos proliferen. Si tuvieron una infestación a fines del año pasado, asegúrense de fumigar o limpiar a fondo el recipiente.

Almacenar granos de calidad

La condición del maíz cuando se coseche determinará qué tan bien se va a almacenar. Si están pensando en un almacenamiento a largo plazo, es mejor usar maíz maduro y de buena calidad. Evite almacenar granos que luzcan inmaduros, y que tengan un peso de prueba bajo pues probablemente no sea un maíz óptimo para su almacenamiento.

Secar correctamente el contenido de humedad

Para el almacenamiento a largo plazo, necesitarán una secadora de granos para que el maíz esté a un nivel de humedad bajo. Con un 13% de humedad, se podrá evitar el crecimiento de moho, manteniendo el grano en excelentes condiciones.

Optimizar la aireación

La distribución adecuada con un esparcidor de grano o mediante la práctica de extracción repetitiva de muestras ayudará a mejorar la aireación. Se puede usar un esparcidor de grano en contenedores de menos de 15 metros. El aire es como el agua, toma el camino de menor resistencia, por ello es preciso una distribución inteligente de los granos. Para un silo más grande, carguen directamente en el contenedor, luego, cada 5 metros, saquen unos 10 kg de grano, creando un cono invertido. Este proceso se conoce como extracción repetitiva y ayudará en el proceso de aireación.

Control de temperatura

Controlar la temperatura del grano durante su almacenamiento en el silo es fundamental. Deben almacenar el grano en una instalación que tenga un buen sistema de aireación para poder controlar la temperatura. Las recomendaciones para la temperatura exacta difieren según la región y la temporada, por lo que determinen las variaciones térmicas de su zona para la regulación adecuada.

Mantener fresco en verano

Existe un cierto desacuerdo sobre la mejor temperatura de almacenamiento para el grano durante el verano, esto se debe a las variaciones climáticas de cada región.  Durante los últimos 20 años, la recomendación ha sido mantener el grano fresco, alrededor de 5° C, durante la primavera y el verano. Algunos sugieren calentar el grano hasta 10 ° C. para el almacenamiento durante el verano. Parte de la razón de la tendencia de temperaturas más bajas en los últimos años es que la infestación de insectos y el crecimiento de moho suele darse entre los 20 ° C y los 30 ° C.

Revisar el grano con frecuencia

La práctica recomendada durante mucho tiempo es revisar el grano semanalmente durante el verano. Es mucha la cantidad de dinero que suele almacenarse en granos de maíz para la industria agrícola, por lo que se sugiere hacer revisiones semanales para evitar que cualquier anomalía que llegue a aparecer se propague.

Suban a la cima y, sin entrar, vean si hay una costra o algún olor notable. Un aumento en la humedad de la superficie es a menudo el primer signo de problemas. Si hay algo malo, enciendan los sistemas de ventilación. Un contenedor con un ventilador de aireación del tamaño adecuado tendrá suficiente flujo de aire para secar una pequeña capa de humedad en la parte superior del contenedor. Cuando verifiquen el grano, recolecten una muestra para determinar el contenido de humedad.

 La única solución real para los problemas fuera de condición que no se detienen con la aireación es descargar el contenedor hasta donde está el grano afectado y eliminarlo, esto probablemente significa que el grano tendrá que comercializarse pronto.

La prevención es siempre la mejor respuesta. Durante el otoño revisen el grano al menos una vez por semana; en cambio, durante el invierno, podrán disfrutar de un pequeño descanso, ya que sólo necesitarán hacer una revisión unas 2 o 3 veces por mes.  Esto último es debido a que, una vez que entran los fríos meses de invierno, las cosas se estabilizan y el clima se vuelve un aliado de los propietarios de la industria agrícola.

Mantenerse atento ante la aparición de insectos.

Otra razón para revisar el grano almacenado con frecuencia durante el verano es  para evitar la propagación de los insectos. En las temperaturas más cálidas, es tan fácil pasar de uno o dos insectos a toda una infestación. Hacer revisiones cada semana les ayudará a tomar medidas correctivas; en caso de no hacerlo, lo más seguro es que terminarán enfrentándose a problemas mayores, lo que implica una considerable pérdida en ganancias de venta, pérdidas de tiempo, y claro está, en servicios de mantenimiento y fumigación.

Como puede observarse, el correcto almacenamiento del maíz es un paso crucial para la industria agrícola de México y otros países donde abunda este grano y donde es parte de la alimentación cotidiana de la población. Por tal motivo debe hacerse todo lo posible para que dicho almacenamiento se efectúe de la mejor manera posible.

Esperamos que les haya gustado esta entrada. No olviden contactar al personal de Meprosa si necesitan el respaldo de expertos en lo relativo a la venta e instalación de silos y naves industriales para el sector agrícola.

Publicaciones recientes