Instalen un silo e inhiben los factores que afectan la calidad del maíz

 En almacenamiento de grano, Silo, silos de maíz de precio

La calidad del grano del maíz puede disminuir mientras es cultivado, debido a factores externos, como la humedad y temperatura. También puede ocurrir durante la cosecha, el almacenamiento y el transporte. Hay varios factores que pueden afectar y que deben evitarse y mantenerse bajo control con soluciones adecuadas, como el silo de maíz de precio competitivo.

Los daños que presente el grano del maíz durante la fase de almacenamiento sin un silo para granos (la solución efectiva ante el aumento de la población) y durante las demás etapas, harán que sea difícil comercializarlo, utilizarlo y procesarlo. Estos defectos en el grano o ciertas partes consisten en alteraciones internas y externas que resultan en distintas variantes y afectan tanto su composición química como su cobertura. Por tal motivo, es importante reconocer los factores y evitarlos con una buena solución de almacenamiento y otras tecnologías para silos.

Niveles de maduración

Si las semillas llegaron a su máximo vigor o se encuentran en proceso de descomposición, no tiene buen potencial para ser almacenadas.

Daños mecánicos

Las fragmentaciones o fisuras ocurren por el manejo a granel sin una supervisión adecuada, desgranado en cosechadoras, colocación de peso en ellos, transporte a granel o caídas desde distintas alturas.

Impurezas

Los cuerpos extraños, como piedras o residuos vegetales o fragmentos del mismo producto portan bacterias que propician el deterioro del grano, complican su secado y los procesos de fumigación y aireación. Además, reducen considerablemente los precios de compra.

Humedad

Si los granos se llenan de humedad, serán un medio ideal para el desarrollo y aparición de insectos y microorganismos.

Temperatura

Si la temperatura no es adecuada, el grano puede sufrir propiedades ideales para su procesamiento. Los daños por temperatura aumentan en zonas de alta humedad.

Hongos

Los hongos son la principal causa de daños a los granos y de pérdidas durante la fase de almacenamiento, aunque también ocurren durante la cosecha.

Insectos

Se presentan tanto en el campo como en almacenamiento en algunos de los tipos de silo, si no se fabrica adecuadamente y afectan la apariencia y confiabilidad del producto.

Roedores

Al consumir los granos de maíz, los contaminan, además son portadores de enfermedades peligrosas para el humano, como la enfermedad de Weil y la salmonela.

Usar ciertos equipos y tecnologías permitirá proteger los granos de maíz para que sean idóneos para su venta, procesamiento y consumo. Una planeación y controles de calidad adecuados, permitirá que los productores tengan mayores posibilidades de obtener buenos ingresos de los granos.

El silo es la solución para garantizar la calidad durante el almacenamiento

Un silo de maíz de precio competitivo, fabricado con piezas de metal y conforme altos estándares de calidad y equipado con distintas tecnologías es la mejor opción para eliminar varios de los factores que afectan la calidad del grano, especialmente los insectos, roedores, hongos, temperatura, humedad e impurezas. Por sí mismos minimizan hasta un 80% dichos factores, aunque es importante aplicar mantenimientos periódicos y respaldarse con distintas tecnologías.

Un silo de maíz de precio competitivo requiere fumigaciones, aunque son menores en comparación con otras soluciones de almacenaje, como los silos bolsa, que son los más propensos a sufrir daños por insectos y roedores. Dentro de los silos metálicos, los granos de maíz se mantienen aislados, gracias a su excelente sistema de sellado y su fabricación detallada que evita la infiltración por zonas descuidadas.

También mantienen aislados los granos de la humedad del entorno, especialmente en tiempos de lluvia, que incentivan la proliferación de hongos y bacterias. No obstante, puede ocurrir condensación o transpiración de sus paredes, que es causada por las variaciones en la humedad y temperatura externa. La humedad se transfiere al material, afectando la calidad de cierto porcentaje, por lo que es indispensable implementar equipos, como deshumidificadores desecantes, que reducen la humedad a niveles óptimos mediante su gel de sílice.

Los silos metálicos se fabrican con chapas con recubrimiento galvanizado, el incremento de la temperatura de la chapa a causa de la radiación solar es menor y no impacta en la masa de los granos. Sin embargo, las variaciones de temperatura si tienen impacto cuando se trata de procesos de fermentación, es decir, cuando el grano comienza a deteriorarse por un foco de humedad, lo que causa un aumento de la temperatura.

Es importante detectar esos focos con ayuda de tecnologías que midan la temperatura interna del silo y generen una alarma en caso de incrementar los niveles en algunos puntos, señalando que hay algo grave en su interior. La solución ante la temperatura son los sistemas de termometría, que miden, monitorean y controlan tanto la temperatura como humedad de los granos en los silos.

Si desean una solución de almacenamiento de grano de excelente calidad y tecnologías para inhibir alguno de los factores que afectan el maíz, contacten a los expertos de Meprosa. Contamos con silos tipo plano y tolva, además de sistemas de termometría. Pidan una cotización o más información al +52 (668) 816 0150 o llenen el formulario disponible en nuestro sitio web.

Publicaciones recientes