La evolución de las básculas para camiones

 En Blog

En la actualidad, las básculas para camiones y los camiones en sí, forman parte vital de la logística y son uno de los pilares de las empresas de transporte o del sector agrícola e industrial. Debido a que requieren de grandes cantidades de productos que deben ser transportados y pesados debidamente, es que existen las balanzas para pesaje de camiones. Las balanzas de camiones se utilizan en el mundo entero: empresas grandes y pequeñas, así como agencias de transporte, deben pesar camiones con todo tipo de carga: desde maíz y carbón, hasta bienes duraderos y desechos sólidos.

Cabe destacar que con el paso del tiempo, los diferentes dispositivos de pesaje para camiones han ido evolucionando y en la actualidad se han convertido en verdaderas soluciones para las necesidades de pesaje y medición de peso tanto estático como dinámico. Sin embargo, fue largo el camino que han recorrido las balanzas para ganarse ese lugar tan apreciado en la industria.

¿Quién inventó la báscula?

En torno al año 5.000 A.C., se calcula que los egipcios y babilonios ya utilizaban un modelo muy primitivo de las básculas. Estas civilizaciones las necesitaban para pesar el polvo de oro que dedicaban a la creación de joyas. Consistía en poco más que una tabla de madera y dos platos, con uno de ellos situado a un lado de la madera. Los tres elementos se unían con una cuerda y el peso del polvo se podía saber al colocar este en uno de los platos y diferentes pesas de medida en el otro.

Las básculas exactas del antiguo Egipto

Fue alrededor de los años 3,500 a.C., cuando en Egipto la actividad comercial estaba en pleno auge, por lo que surge la necesidad de pesar de una manera más exacta los productos que se vendían o intercambiaban. Este pueblo pionero inventó un instrumento muy rudimentario, pero eficaz que estaba hecho con un astil del que salían cuerdas que sostenían en sus extremos unas bandejas, donde colocaban la mercancía en un lado y una pesa de un valor conocido en el otro. Con el paso del tiempo, ellos mismos fueron perfeccionando el artefacto y le añadieron detalles como plomadas para verificar que realmente el peso era el correcto. A pesar de su imagen antigua, algunas de las básculas que eran utilizadas en el antiguo Egipto, tenían una precisión incomparable y su posibilidad de error era del 1%. La balanza egipcia seguía su camino y se hacía importante en el ámbito de las civilizaciones mediterráneas, con la incorporación de un elemento importante, llamado aguja, que indicaba el perfecto equilibrio entre los platos de la balanza.

Los romanos le dieron a la balanza el impulso que la llevó hasta nuestros días

La civilización romana logro perfeccionar la báscula, conocida como romana de gancho y la convirtieron en un artefacto que aún utilizamos en nuestros días. La balanza romana también tenía un astil, solo que le agregaron asimetría, de su extremo más corto colgaba un gancho para la mercancía que se pesaba y en el otro extremo era más largo, donde deslizaban un peso fijo y graduado. También le añadieron un plato en el que se depositaba la mercancía y por un brazo dentado se deslizaba el peso fijo.

La tecnología añadida por los romanos ha sido tan importante que incluso ha servido como antecedente para desarrollar las básculas de plataforma, que son usadas para pesar o determinar diversos pesos de mercancía, y que son las protagonistas en el artículo de esta ocasión.

La báscula de Da Vinci

A finales del siglo XV, Da Vinci diseña una balanza de cuadrante graduada que, a diferencia de las básculas tradicionales que establecían equivalencias entre pesos, introdujo la novedad de indicar el peso del objeto que se suspendía de ella en un cuadrante semicircular graduado. Se habla de que fue la primera balanza automática de la historia de la humanidad.

Es hacia finales de 1940 cuando un grupo de físicos ponen en práctica sus estudios sobre la transmisión de impulsos de los materiales sometidos en tracción. Se trataba de estudios precursores de las celdas de carga, y que en la actualidad tienen amplia aplicación en los sistemas de pesaje, como en las básculas para camiones. En la actualidad, las células de carga son uno de los procesos de precisión para las aplicaciones de pesaje de gran capacidad, y que dan los resultados más precisos y fiables de la historia. Durante muchos años, las básculas se diseñaban para cumplir los requisitos legales mínimos. En la actualidad, los avances tecnológicos modernos permiten que estas básculas logren un grado de precisión muy superior.

Actualmente existe en el mercado una gran variedad de balanzas para pesar camiones, sin embargo a manera general les compartiremos los componentes principales que requiere una balanza para camiones en la actualidad:

  • Cimentación: La báscula puede instalarse sobre una excavación o en una configuración sobre tierra, para que el camión suba y baje de la báscula.
  • Cajas de conexión: Algunos sistemas de las básculas aún requieren de estas cajas de conexión para combinar las señales de las celdas de carga.
  • Celdas de carga: Se trata de los sensores que miden el peso de la báscula. En las balanzas más modernas, encontramos que la plataforma de pesaje está sostenida por las celdas de carga mismas.
  • Plataforma de pesaje: Se trata de la plataforma en la que se sitúa el camión para que su peso sea evaluado.
  • Terminal: Hablamos del panel de control de la báscula y es la que muestra el valor del peso al operador.

En Meprosa estamos orgullosos de ser parte de la evolución de la industria, con las básculas para camiones que se destacan por su tecnología. Nuestro pilar es el servicio personalizado y cabe destacar que contamos con todos los equipos necesarios para que su proyecto supere sus expectativas. Contamos con oficinas de representación en las ciudades de Monterrey, Guadalajara y el Bajío. Esperamos su llamada al (52) 668 8160 150.

Nuestras oficinas centrales se encuentran en los Mochis, Sinaloa en: Blvd. Fco Agraz Santana #1330 Nte. ¡Será un placer servirles!

Publicaciones recientes