¿Por qué producir en silos ensilaje de maíz para alimentar su ganado?

 En construcción de sistemas pecuarios, silo para granos

Incluir silos en la construcción de sistemas pecuarios es una buena decisión, ya que permiten la producción de ensilaje. Se trata de un proceso para conservar forrajes compactados y picados en trozos finos, que son sometidos a condiciones anaeróbicas para su fermentación gracias a microorganismos que toman los azúcares de la materia prima y la convierten en ácido láctico

El ácido láctico reduce el pH de la masa y cuando es demasiado bajo, se genera un medio en el que no pueden proliferar microorganismos que descompongan el forraje. Mientras el ensilaje permanezca libre de aire puede durar meses e incluso años y alimentar a ganados en grandes volúmenes. Hay muchos forrajes que se almacenan en silos, sin embargo, el maíz es el más utilizado por sus excelentes características y valor nutricional.

Ventajas del ensilaje

El ensilaje es una opción cada vez más usada en México para mantener en buenas condiciones los excedentes de forrajes en tiempos de cosecha y utilizarlo en épocas de escasez o sequía. El objetivo de su producción es conservar en la medida de los posible sus nutrientes y sabor. La escasez y falta de dinero para comprar alimentos importados impacta negativamente en la producción de leche y carne bovina, lo que orilla a los productores a buscar alternativas fáciles de obtener por precios bajos.

En México y los países con clima templado hay varias cosechas al año, lo que hace que la construcción de sistemas pecuarios para producir ensilaje sea conveniente. Se trata del método de alimentación más barato y ayuda a garantizar los requerimientos nutricionales del ganado bovino. Ofrece otras ventajas como:

  • Alta practicidad.
  • Alto contenido de vitamina A.
  • Aprovechamiento rápido del terreno donde estaba el forraje para otros cultivos y cortes.
  • Simplificación de los procesos y actividades de obreros y maquinarias.
  • Aprovechamiento de todas las partes de la planta (granos, tallos y hojas).
  • Economiza alimentos como el concentrado.

El forraje tiene que picarse en trozos pequeños para evitar la formación de espacios entre ellos y el almacenamiento de aire que pueda descomponerlo. La masa vegetal tiene que compactarse bien en el silo para granos y debe sellarse y aislarse rápidamente para asegurar condiciones anaeróbicas. Puede usarse el ensilaje después de 20 o 30 días. Son muchas las materias primas que se usan para producirlo, entre las que destacan:

  • Sorgo, trigo y granos pastosos.
  • Leguminosas y gramíneas cosechadas en estado de prefloración.
  • Soya en plena formación de la semilla.
  • Quínoa en los comienzos de su floración.
  • Avena, sorgo y maíz cuando los granos están pastosos o lechosos.

Todos los forrajes son buenas opciones, sin embargo, el maíz es el grano preferido para alimentar el ganado bovino por su alto contenido en energía y fibra y la facilidad de su procesamiento.

Características nutricionales del ensilaje de maíz

Los productores pueden optimizar la calidad del ensilaje y el rendimiento económico de la producción de carne y leche si consideran con cuidado los componentes nutricionales. El ensilaje de maíz de calidad maximiza la capacidad de ingestión y cubre los requerimientos nutrimentales del ganado bovino, mientras que el ensilaje mal producido provocará costos adicionales para complementar las raciones con pienso concentrado y ocupará mucho espacio en el rumen.

Tienen que lograr el equilibro correcto entre la digestibilidad de la fibra y el almidón con ensilaje de maíz de calidad para asegurar la salud del ganado y sus necesidades energéticas, lo que deriva en altas producciones y rentabilidad. Para ello son necesarios los silos para granos en óptimas condiciones y bien construidos. Los factores nutricionales que deben considerar para procesar adecuadamente el maíz son: energía, almidón, fibra y digestibilidad de las paredes celulares.

Energía

El maíz para ensilaje es cultivado por su alto contenido energético. Si bien se han realizado mejoras para potenciar otras características nutricionales, como alto contenido en aceite y aminoácidos, su cultivo se justifica por su valor energético. En términos de nutrición la energía no es un componente sino un valor calórico que se consigue de piensos para mantener las actividades metabólicas. El ensilaje tiene más componentes nutricionales como proteínas, azúcares solubles y grasas, sin embargo, están en cantidades muy pequeñas.

Almidón

Se trata de la principal fuente energética del maíz y procede especialmente del grano. El porcentaje contenido en el ensilaje es de 25% y es necesario ajustar la ración de almidón según el valor. Si el valor es bajo puede usarse el ensilaje en un porcentaje superior a la ración o añadirse concentrados para proporcionar más energía.

Fibra

El ganado bovino tiene la capacidad de obtener energía de la fibra que consumen gracias a su rumen, que funciona como depósito de fermentación donde las bacterias degradan los componentes fibrosos para transformarlos en azucares de fácil digestión, lo cual es ventajoso en comparación con el uso de forrajes para ganado monogástrico, como el porcino.

Digestibilidad de las paredes celulares

Es importante determinar el contenido de fibra total cuya digestión es fácil debido a que solo una porción de la fibra es digerida por el rumen. La digestibilidad real depende de muchos factores y se mide en laboratorios mediante la reproducción de la acción de microbios en el rumen y análisis conocidos como dFND.

Tipos de construcciones para silos

Una parte importante es la adquisición de silos convenientes para producir ensilaje. Las empresas con experiencia en construcción de sistemas pecuarios suelen recomendar los siguientes tipos:

  • Silo en torres. Se trata de una estructura que mide hasta 25 metros de altura y 8 metros de diámetro, que se fabrica con hormigón, vigas y chapa galvanizada. Para el ensilaje se recomiendan diseños de descarga desde la parte superior. En el pasado se usaban rastrillos, pero actualmente se usan descargadores mecánicos. Permiten que el ensilaje se empaque por su propio peso, con excepción de ciertos metros de la parte superior.
  • Silo en montón. Consiste en una pila cubierta y sellada con plástico y después con tierra. Su elaboración es sencilla y sobre la base se comienza a apilar el maíz. Posteriormente se compacta y es sellada para evitar el ingreso del aire. Presenta pérdidas de material por lo que no es la mejor opción.
  • Silo de trinchera. Recibe ese nombre por el hueco largo y de baja profundidad. Se cubre primer con plástico y después con tierra e integra una canaleta para escurrir el agua de lluvia. Es importante calcular el tamaño para definir una temperatura que evite la exposición al aire del ensilaje de maíz.

Si desean que expertos les ayuden a construir su silo para producir ensilaje de maíz de calidad o desean conocer el precio de banda transportadora, contáctennos a través de la línea (668) 816 0150 o completen el formulario en la sección de contacto.

Publicaciones recientes