El silo y el almacenamiento adecuado del grano de soja

 En Blog

Los productores de grano son conscientes de que la cosecha de grano húmedo implica afrontar cuidados extras. Enfocándonos en el tema de su almacenamiento y secado, el silo representa una alternativa ideal para productores chicos y medianos. En esta ocasión, en el blog de Meprosa, compartiremos con ustedes información valiosa sobre el almacenamiento adecuado de la soja, así evitamos en la medida de lo posible algún problema con el producto, y es que aunque el deterioro de los granos es un proceso irreversible y se produce naturalmente, sí podemos postergar o demorar su tiempo.

La formación de la soja

Para entender mejor el deterioro de los granos de soja, es necesario echar un breve vistazo a la formación de los mismos. El desarrollo de los granos es muy lento durante los primeros diez a 15 días posteriores a la floración, el contenido de su humedad aumenta hasta un 90 por ciento, para después comenzar a disminuir hasta el 50-55 por ciento; este proceso ocurre alrededor del día 60 al 65. Es en ese momento cuando al grano alcanza una madurez fisiológica.

Los grupos de madurez son la forma de definir el tipo y velocidad de crecimiento que tendrá un cultivar de soja. Se definen en forma numérica desde el número dos al número ocho, a medida que aumenta el número, también aumentará el tiempo necesario para que dicho cultivar de soja crezca, desarrolle ramas, flores, llene los granos y esté listo para cosechar. A partir de este momento, el grano seguirá perdiendo humedad, y al momento de la cosecha el nivel estará cercano al catorce por ciento. Hablando del tamaño, es importante saber que hasta el día 60 alcanza su diámetro máximo, para después decrecer al tiempo que se va secando.

Problemas comunes en el almacenamiento de soja y cómo evitarlos

  • Cambio de color: En general, las semillas de soja son regordetas, de un color bronceado brillante uniforme y no de color verde, sin manchas extrañas, ni aspecto arrugado. Las semillas descoloridas suelen indicar inferior calidad y menor valor en el mercado, el cambio de color se relaciona la mayoría de las veces con la invasión de moho, acompañada por la respiración microbiana y posterior calentamiento. La aparición de moho suele darse entre un rango de temperaturas específico, que van desde los 25 a los 28°C. Como parte de los chequeos continuos y el control de calidad que realicen en la planta, es la medida en la que será posible observar el cambio de color característico.
  • Medidas preventivas: Enfriar el grano, ya sea por aleación o mediante el uso de una unidad de refrigeración portátil. Otra medida es transferir el grano a otro silo para evitar los puntos calientes, al tiempo que refrigeramos las semillas de soja durante el proceso de transporte.
  • Mal olor: Cuando se detectan malos olores en el almacenamiento de los granos y la soja, existe un alto porcentaje de que presenten moho en estado avanzado, e incluso insectos.
  • Medidas preventivas: El olor a humedad, así como los olores desagradables, son señales de que el producto deberá ser ventilado, con el objetivo de erradicar con los olores desagradables, a la par que las semillas se someten a temperaturas bajas. Es importante saber que aun aplicando estas medidas de precaución, las semillas de soja y granos en general, deberán ser consumidos los antes posible, porque el problema puede empeorar. Los malos olores pueden indicar la presencia de insectos, por lo que deberán ser tratados específicamente para estos casos. La mayoría de las veces se procede a fumigarlos.
  • Hongos en estado avanzado: Es fácil detectar cuando los granos presentar hongos, debido a que presentarán costras o apelmazamiento. La humedad derivada por la sudoración y humedad en el tipo de almacenaje, en algunas ocasiones este exceso de humedad es absorbido por los granos de soja, lo que afectará directamente en su apariencia, su calidad o que incluso comience a germinar.

Importancia del monitoreo constante de la temperatura adecuada en el silo

Necesita temperaturas altas durante su periodo vegetativo con temperatura ambiente por encima de los 20°C y su rendimiento máximo se da con 30°C ambiente, es decir en verano, salvo que se encuentre en una nave con el clima controlado. Lo recomendable es controlar la temperatura dentro de la masa de granos, mediante la termometría, para cerciorarnos si fueron afectados o no.

Se trata del detonante más común, que suele presentarse en granos y semillas que se almacenan en silos. Cuando se observa una alta temperatura, habrá que cerciorarnos de que no exista la presencia de microbios o insectos que puedan afectar el producto; cuando pasa el tiempo y no se le da el mantenimiento adecuado a los granos, existe un alto porcentaje de que se dañen o queden carbonizados por las altas temperaturas. En este caso, contar con un sistema de monitorización de la temperatura, en el almacenamiento de soja, resulta vital. En el caso de que se detecten modificaciones en el olor, humedad o temperatura, habrá que airear inmediatamente el grano para evitar que el problema se agudice y se pierda la mercadería.

El principio de almacenamiento es guardar los granos secos, sanos y limpios. Para esto, la consigna básica y válida para todo tipo de almacenamiento es la de mantener los granos con el menor daño posible. Las ventajas de almacenar los granos de soja sin ningún tipo de alteración física es que podrá mantener intactos sus sistemas de autodefensa y tendremos garantía de que mantendrán en perfectas condiciones durante su almacenamiento. A final de cuentas resultan tan importantes las condiciones en las que los granos ingresan en los silos, como la tecnología de post cosecha que se ha implementado.

En Meprosa sabemos que el silo es la mejor alternativa para el almacenaje de granos en general, así como la soja; gracias a su versatilidad, higiene en la manipulación y bajo coste de almacenamiento. Nuestro equipo de ingenieros son los más preparados, quienes están a sus órdenes para resolver sus dudas y asegurarles un servicio de primera, con la garantía excepcional de todos nuestros productos y servicios.

Publicaciones recientes