Tipos de silo para la industria agrícola

 En Blog

Un silo es una construcción diseñada para el almacenamiento de grano y otros materiales a granel, las cuales pueden usarse en distintas industrias, pero son principalmente diseñados para la industria agrícola. Los tipos más comunes tienen forma cilíndrica en forma de torra, pero existen diferentes clases que se diferencian de manera general por su forma.

Otra diferencia que caracteriza los distintos tipos de silos es el material con el que están construidos, que suele determinar el límite de su almacenamiento, periodo de vida útil, mantenimiento y qué productos pueden almacenarse en su interior. Los principales tipos de silos son:

  • Silos para cemento. Este tipo de silos se usan tanto para cemento como para el material que se presentan en polvo. Puede ser fijo o móvil, en el segundo caso se destaca por su movilidad y fácil transporte, además de que suele integrar sistemas de pesaje digital para capacidades que van desde las 20 a las 80 toneladas.
  • Tipo torre. Son las estructuras más comunes para el almacenamiento de productos agrícolas, como el maíz, el trigo, la cebada, entre otros. Pueden ser construidos con diversos materiales, según las necesidades, cantidad de almacenamiento y el producto que se va reservar; los más comunes son los de hormigón, acero, madera, cemento, entre otros materiales. Su material también determina su durabilidad y necesidades de mantenimiento.
  • Silos de hormigón. Por lo general se construyen usando bloques pequeños de hormigón, con los que se obtienen una estructura de alta resistencia y larga duración. A diferencia del tipo torre de hormigón, estos tienen la posibilidad de aumentar sus dimensiones o permitir desmontar e instalar en otra zona.
  • Tipo torre con bajo oxígeno. Se suelen usar para materiales fermentados, puesto que su ambiente interior tiene un bajo nivel de oxígeno, y por ende se previene la apuración de bacterias, hongos y moho. Asimismo, evita la descomposición del producto almacenado.
  • Tipo bunker. Se destacan por su forma de trinchera. Poseen muros de hormigón y una cubierta del mismo material o de lona hermética, para sellar el espacio. Es una de las opciones más económicas que hay, por lo que son usados para operaciones de almacenamiento muy grandes.
  • Tipo bolsa. Está fabricado con tubos plásticos que son pesados y tienen un diámetro promedio de tres metros. Su longitud puede variar de acuerdo con el material que vayan a almacenar. Para almacenar en estos silos debe hacerse uso de una máquina especial.
  • Cónicos. Son muy usados para el almacenamiento de sal o arena. Se usan para almacenar material seco y que no se vea afectado por la humedad del ambiente.

Niveles de calidad de silos

Cada tipo de silo debe cumplir con ciertas características, ya que no solo se trata de almacenar el grano o los productos, sino que debe evitar la formación de insectos, mantener los productos secos o en la humedad necesaria para su adecuada conservación, que los productos agrícolas no se fermenten, a excepción de los diseñados en ese fin, entre otras. Dependiendo si cumplen o no estas características, los silos se clasifican en diversos niveles, entre más bajo el nivel menos seguros son para el almacenaje, por lo que deben ser sustituidos. Los silos se dividen en cinco niveles generales:

  • Silos premium. La mayoría de los silos nuevos entran en este nivel, aunque depende de la calidad de los materiales y la forma en que fueron construidos. Permiten mantener los niveles de humedad relativa adecuados en su interior y no generan ningún tipo de contaminación a los productos.
  • Silos óptimo. Dependiendo de la calidad de los materiales usados para su fabricación, la mayoría de los silos están en este nivel después de un uso continuo de uno a dos años, según el producto almacenado. Este tipo de silos requieren de supervisión y revisiones cada cierto periodo para verificar si existen fugas o filtraciones que puedan afectar la calidad del producto en el interior.
  • Silos estándar. Tienen una calidad aceptable, puesto que ya han pasado por reparaciones y es probable que se requiera cambiar los silos, puesto que son propensos, en ciertas condiciones, a generar bacterias u hongos debido a filtraciones de humedad o insectos.
  • Silos de cuarta. Son silos que han pasado su periodo de vida útil, pero continúan siendo funcionales, sin embargo se puede poner en riesgo la producción que se almacena en ellos, puesto que son propensos a tener filtraciones que generen fermentación, hongos, moho y bacterias. Por ello es que lo mejor es cambiar los silos por completo en lugar de continuar reparándolos.
  • Silos de quinta. Algunas empresas, por intentar ahorrarse costos, utilizan los silos hasta este nivel, donde ya no son seguros para el amaneramiento de ningún producto y representan un alto nivel de riesgo para los productos.

Es muy importante conocer en qué nivel de calidad se encuentra para garantizar la calidad de los productos que se almacena, de lo contrario podrían representar un riesgo para la salud y generar perdidas significativas. Para determinar la calidad de la construcción del silo se deben realizar inspecciones periódicas para verificar el desgaste de sus paredes, que no existan filtraciones, que sus paredes o cubierto no estén fisuradas (en caso de los silos de hormigos y cemento), que no se haya generado oxido o salitre (que es señal de presencia de altos niveles de humedad), entre otros.

También se les debe dar un mantenimiento adecuado, evitar fugas de agua, aceites y otros productos cerca de la zona de los silos y verificar que su construcción se haga con los materiales de la más alta calidad y de la mano de profesionales capacitados que conozcan las necesidades de cada empresa.

En Meprosa contamos con más de 30 años de experiencia en la construcción de silos de maíz y fabricación de todas las mecanizaciones y estructuras necesarias para el correcto funcionamiento de plantas. También contamos con una amplia experiencia en el montaje, fabricación y construcción de naves industriales. Para iniciar la planeación para la construcción de un silo, pueden comunicarse con nosotros vía telefónica o a través de correo electrónico donde uno de nuestros asesores los atenderá y les brindará la mejor solución acorde a sus necesidades y las de su empresa.

Publicaciones recientes